10 cosas sorprendentes que sucedieron después de una cesárea

C-Section-happened-after-1

Comenc√© el parto por primera vez a las 35 semanas y me gan√© una noche en el hospital, tiempo durante el cual mis contracciones se estancaron y permanec√≠ dilatada a cuatro cent√≠metros. Dos semanas y ning√ļn progreso despu√©s (aunque sent√≠ que los gemelos me iban a caer al suelo de Babies “R” Us), soport√© 12 horas m√°s de horribles contracciones. Y aunque estaba completamente dilatado, no pude sacar a los beb√©s, as√≠ que termin√© en tierra de ces√°rea. Y aunque hab√≠a le√≠do sobre el procedimiento y sus consecuencias, algunos aspectos me sorprendieron de todos modos.

1. Olvidé orinar.

Cuando sacamos el cat√©ter despu√©s de la ces√°rea, las enfermeras y yo pensamos que simplemente … hac√≠a pip√≠ cuando ten√≠a que hacer pip√≠, como cualquier adulto en pleno funcionamiento. Avanc√© r√°pidamente seis horas y mi vejiga, llena de la soluci√≥n salina que todav√≠a se bombeaba en mi cuerpo, estaba peligrosamente llena, y todav√≠a no ten√≠a la sensaci√≥n de necesitar una visita al ba√Īo. Tuve que reinsertar el cat√©ter (ay).

Las siguientes 24 horas fueron de observaci√≥n de orina, y las enfermeras me despertaron a intervalos regulares para que pudiera intentar ir. En su mayor√≠a, esto implicaba que abrieran el grifo con la esperanza de que me inspirara el sonido del agua corriendo, y flotando fuera de la puerta a las cuatro de la ma√Īana mientras intentaba distraerme con Facebook. Todav√≠a hay una parte de m√≠ que quiere decirle a alguien cuando orin√© y que se sienta realmente impresionado por mis esfuerzos.

2. No podía salir de la cama fácilmente.

Intentar levantarme fue m√°s intenso de lo que esperaba. Tuve que dominar este movimiento en el que rod√© hacia la derecha, mov√≠ mi trasero un poco hacia adelante, lo empuj√© con los brazos y luego ca√≠ hacia adelante. Si alguien me estaba ayudando, era esencial que no me levantaran. Apenas pod√≠a caminar, y resulta que los m√ļsculos abdominales hacen much√≠simo m√°s de lo que les daba cr√©dito.

3. Nunca he tenido tanta sed …

mustafagull / Getty

… y no me dejaron tomar agua despu√©s de la cirug√≠a. La idea era que si me enfermaba o tos√≠a, me har√≠a un da√Īo grave. Pero estaba desesperado. Finalmente convenc√≠ a una enfermera para que me dejara tener pedazos de hielo, y mientras mi esposo se derrumbaba, exhausto, a mi lado, me tumb√© en la oscuridad chupando un trozo de hielo tras otro, durante horas. Cuando me hubiera acabado, pedir√≠a m√°s. Recuerdo el momento en que finalmente se me permiti√≥ tener agua como una de las m√°s felices de mi vida.

4. Los batidos eran malos.

Sabía que esperaría temblar después de retirar a los bebés, pero no tenía idea de que sería tan intenso. Mi temblor comenzó a la mitad de la cesárea y no cesó durante horas. Fue un espasmo de cuerpo completo. Solo fui yo, mis pedazos de hielo y mi vigoroso temblor en la oscuridad después del procedimiento.

5. Me dieron tantas drogas diferentes que perdí la noción.

Estaba un poco fuera de combate, pero recuerdo que me dijeron justo antes de que me inyectaran cada sustancia misteriosa. Uno a la izquierda, uno a la derecha, uno debajo de la lengua. Repetir. Dudar√≠a de mi memoria de esto si mi esposo no hubiera estado all√≠, l√ļcido, presenciando la locura. Es bueno que haya perdido mis esperanzas de tener un parto libre de drogas horas antes. Ya formaba parte de un estudio de investigaci√≥n sobre gemelos; quiz√°s tambi√©n form√© parte de uno llamado “Veamos qu√© hace esto”.

6. ¡Tenía / tengo bastante barriga!

Parte de eso se debe a llevar a gemelos grandes a t√©rmino, pero me dijeron que el tama√Īo de mi vientre posparto tambi√©n se debi√≥ a que el gas qued√≥ atrapado dentro de mi torso cuando se realizaba la ces√°rea. Y esto parece ser tan com√ļn como el voladizo de la piel de la secci√≥n C que proviene de tener una parte de su abdomen cosida, creando un peque√Īo bulto por encima. De alguna manera no me di cuenta de que cortarme los m√ļsculos del est√≥mago para la ces√°rea me dificultar√≠a apretar las cosas all√≠. Todav√≠a me veo embarazada de unos tres meses (con gemelos), y no veo que eso cambie pronto. Afortunadamente, hasta ahora solo tengo que matar a tres personas por preguntar si estoy teniendo “m√°s beb√©s”, y encontr√© una dulce mam√° tankini.

7. Casi me quedo dormido.

Westend61 / Getty

Tengo el sue√Īo ligero, todos ustedes. Me resulta dif√≠cil dormir con ronquidos suaves, y mucho menos que alguien desarme mi cuerpo y saque a la gente de √©l. Pero estaba tan somnoliento cuando entramos en la sala de operaciones. Posiblemente fue la habitaci√≥n m√°s brillante en la que he estado, y estaba luchando por mantener los ojos abiertos. Por supuesto, hab√≠a estado despierto durante 48 horas para entonces y me medicaron con el mencionado “No puedo recordar qu√©”, pero me sorprendi√≥ que durante esos momentos tan intensos, solo quer√≠a quedarme dormido. El impulso era abrumador.

8. Toda el √°rea permanece entumecida.

Me han dicho que esto puede durar un a√Īo o m√°s. Mientras tanto, cuando rozo mi mano contra mi √°rea p√©lvica, es extra√Īo no sentir las mismas sensaciones que en el resto de mi cuerpo. Por alguna raz√≥n, paso mucho tiempo frente a un espejo, tocando el √°rea sobre mi incisi√≥n. Hago esto porque est√° ca√≠do, como derretir glaseado (tanta piel floja), pero tambi√©n porque su entumecimiento me fascina.

9. Traumatizó a mi esposo.

Desafortunadamente, ech√≥ un vistazo detr√°s de la cortina cuando estaba de pie para ver a los beb√©s. All√≠ vio cosas que nunca puede dejar de ver. Estaba sangrando (lo cual es com√ļn), y mi √ļtero era bastante enorme debido a que llevaba dos gemelos grandes. De hecho, lo sacaron de mi cuerpo para detener el sangrado. Al menos mi esposo no se desmay√≥; los documentos hab√≠an dicho que lo ignorar√≠an si lo hac√≠a.

10. Mi esposo no pudo estar allí al principio.

Tuvieron que ayudarme a resolver todo en la sala de operaciones antes de permitirle entrar. Durante este tiempo, porque eran casi las 11 p.m. La noche antes del D√≠a de San Valent√≠n, me qued√© all√≠ medio entumecido, escuchando a los m√©dicos, enfermeras y t√©cnicos charlar sobre sus fechas planificadas. Segu√≠ estirando el cuello para echar un vistazo a mi esposo entrando, pero lo hab√≠an exiliado temporalmente al purgatorio del esposo, una sala de espera del tama√Īo de un armario cerca.

Si es probable que obtenga una cesárea (es decir, es estadounidense) o está planeando una, no se preocupe demasiado. Realmente solo es malo por menos de una semana. Volverás a aprender a caminar. Podrá toser y reír sin sostener una almohada en el estómago (y esa risa falsa y menos dolorosa que desarrolle solo se mantendrá). Obtendrá una cicatriz brutal, una aventura con Vicodin y una barriga con la textura de Cool Whip. Ah, y un bebe. Obtendrás al menos un bebé.

PD Conseguir una ces√°rea no lo salva de la vejiga con fugas, amigos. Si 11 no fuera un n√ļmero inc√≥modo, ser√≠a el n√ļmero 11.