25 cosas sobre el jardín de infantes que ya me están estresando

25 cosas sobre el jardín de infantes que ya me están estresando

EsperĂ© seis años para que mi primer hijo fuera a la escuela, y ahora que está aquĂ­, no estoy listo para esto. No es porque haya estado en casa conmigo la mayor parte del tiempo o porque sea mi bebĂ© y estĂ© creciendo muy rápido. No estoy listo para el jardĂ­n de infantes porque no tengo idea de lo que estoy haciendo. Esto es aterrador para mĂ­, no porque mi hijo vaya a estar en un salĂłn de clases, solo, aprendiendo a ser independiente sin mĂ­. Es aterrador porque …

1) No sé cómo hacer la línea de devolución.

2) No sé cómo hacer la línea de recogida.

3) No sé cuánto tiempo tengo con estas faldas uniformes antes de que mi hijo leggy crezca más allá del límite de 3 pulgadas por encima de la rodilla.

4) No sé si quieren que tenga una carpeta con los bolsillos horizontales, o la carpeta con múltiples bolsillos horizontales. Venden ambos.

5) Ya no sé cómo funciona el almuerzo caliente.

6) No sé si mi hijo tendrá amigos en la escuela.

7) No sé si revisarán la marca de sus pantalones caqui para asegurarse de que sea el requerido.

8) No sé por qué importa de qué marca son los pantalones caqui.

9) No sé a quién dejaré primero, preescolares o niños de jardín de infantes.

10) No sé a quién recogeré primero, preescolares o niños de jardín de infantes.

11) No sé si ella encajará.

12) No sé a qué hora tenemos que despertar y salir para llevar a todos a donde deben llegar a tiempo.

13) No conozco a su maestra.

14) No sé por qué la lista de suministros pide dos gomas de borrar de perlas rosadas cuando se venden en paquetes de tres.

15. No sé cómo alejarla de la presión de grupo.

dieciséis. No sé cómo manejar el acoso escolar.

17) No sé por qué puerta se supone que la dejarán caer.

18) No sé con qué frecuencia se supone que debo ser voluntario.

19) No sé si estos calcetines son hasta las rodillas.

20) No sé si ella entenderá todo lo que se supone que debe aprender.

21) No sé si tendrá alguien con quien almorzar.

22) No sé si ella estará a salvo.

23) No sé si aprender será difícil para ella.

24) No sé quién entrará y saldrá de esa escuela.

25) No sé si estoy listo para dejarla ir.

Todo es tan aterrador, todos los días, ya. Mi cabeza está dando vueltas un millón de y un minuto. Aún faltan dos meses, lo sé. Pero ya viene. Ya quiero que regrese al preescolar, no porque quiera que mi bebé regrese, sino porque quiero esa seguridad y simplicidad que era el preescolar donde no hay matones ni camarillas. No hay presión de grupo ni sobrecarga de tareas. Quiero volver a donde sé dónde está, y el baño está justo dentro del aula. No sé si estoy listo para dejarla ir. No sé si alguna vez lo estaré.