5 consejos de administración de dinero para adolescentes

5 consejos de administración de dinero para adolescentes

Poco despu√©s de que mi ahora esposo me propuso matrimonio, abord√≥ un tema delicado. Despu√©s de cenar una noche, me mir√≥ t√≠midamente y me pidi√≥ que revelara una parte de m√≠ que no le hab√≠a mostrado previamente. Mientras consideraba su pregunta, me pregunt√© si podr√≠a llegar hasta el final. ¬ŅPodr√≠a confiar en este hombre? ¬ŅQu√© tan bien lo conoc√≠a realmente? Despu√©s de cuatro a√Īos de citas, acept√© casarme con √©l, y aunque mi yo de 23 a√Īos estaba nervioso, lo mir√© y dije que s√≠ a su pedido. Me levant√© lentamente del sof√°, me dirig√≠ al caj√≥n de mi habitaci√≥n y saqu√© mi chequera.

Pasamos una larga tarde revelando nuestros pasados ‚Äč‚Äčfinancieros entre nosotros en preparaci√≥n de nuestro pr√≥ximo sindicato. Honestamente, fue m√°s revelador que cuando compartimos nuestras historias sexuales cuando nos conocimos cuatro a√Īos antes. Mirando hacia atr√°s en esa conversaci√≥n y pensando en lo poco experimentados que √©ramos financieramente cuando √©ramos universitarios, me di cuenta de que tenemos nuestro trabajo para nosotros mientras preparamos a nuestros adolescentes para ser m√°s independientes financieramente.

Como padres, no queremos ver luchar a nuestros hijos, y es nuestra inclinación natural querer ayudar cuando las cosas se ponen difíciles para nuestros adolescentes. Pero la administración del dinero es una habilidad vital importante, y considerando la asombrosa deuda que millones de estadounidenses tienen mensualmente, hay maneras en que podemos ayudar a nuestros hijos a ser más inteligentes con respecto a sus opciones de dinero. Como mínimo, debemos asegurarnos de que no estén llamando a casa todos los fines de semana por dinero de cerveza mientras están en la universidad. Aquí hay algunas sugerencias:

1. Ens√©√Īele a su hijo c√≥mo hacer un presupuesto.

Todos escuchamos a nuestros padres gritar: “¬°El dinero no crece en los √°rboles!” a medida que crec√≠amos Y ahora que tengo una hipoteca, entiendo por qu√© mi padre estaba apopl√©tico cuando llegaba la factura de la tarjeta de cr√©dito todos los meses. T√≥mese el tiempo para sentarse con sus hijos y elaborar un presupuesto realista para los ingresos que tienen y ayudarlos a presupuestar sus fondos adecuadamente.

El negocio de ser un adolescente social no es barato y ayudar a su hijo a crear un balance general puede ser el trampolín para administrar el dinero cuando se conviertan en adultos. Haga hincapié en la importancia de conseguir un trabajo a tiempo parcial para ahorrar dinero para futuros gastos universitarios y ayudarlos a poner esos fondos en una cuenta que puedan utilizar para sus gastos. Sea honesto con su hijo adolescente acerca de sus propios presupuestos, gana y falla, y se sorprenderá de lo mucho que está dispuesto a aprender.

2. Ense√Īe a su hijo adolescente habilidades b√°sicas de contabilidad.

La noche que le mostr√© a mi ahora esposo mi chequera, estaba horrorizado por mi ineptitud clara para equilibrar mi presupuesto cada mes. Y por “presupuesto”, me refiero a mi m√©todo de “gastar dinero”. Me faltaban las habilidades necesarias para hacer un seguimiento adecuado de mis fondos limitados y cuando me gradu√© de la universidad, mis libros eran un desastre.

En estos días, la contabilidad es muy fácil con el advenimiento de software y aplicaciones que pueden rastrear los gastos. Familiarizar a su hijo adolescente con estos programas antes de que lleguen al dormitorio lo llevará a una vida de fuertes habilidades contables. Y, confía en mí, evitará que tu hijo tenga una conversación vergonzosa con su futuro cónyuge.

3. El dinero de los padres tiene que parar eventualmente.

En alg√ļn momento, tendr√° que conversar con su hijo adolescente sobre asumir la responsabilidad de sus h√°bitos personales de gasto. Ya sea que los responsabilice de su dinero de la gasolina, contribuya a la factura de su seguro de autom√≥vil o les pida que paguen la factura de su vestimenta de graduaci√≥n, alentar a su hijo a pagar algunos de sus gastos en la escuela secundaria les ense√Īar√° lecciones valiosas sobre c√≥mo presupuestar y gesti√≥n de dinero. Tener un trabajo a tiempo parcial en la escuela secundaria no solo tiene sentido financiero, sino que tambi√©n preparar√° a su hijo para la gesti√≥n del tiempo necesaria cuando est√© haciendo malabarismos con cursos universitarios en un campus ocupado.

4. Si no lo tiene, no puede gastarlo.

Las compa√Ī√≠as de tarjetas de cr√©dito pr√°cticamente salivan a los solicitantes adolescentes debido a su inexperiencia financiera. Hable con su adolescente sobre las realidades de la deuda de la tarjeta de cr√©dito: las tasas de inter√©s, los puntajes de cr√©dito y los pagos atrasados ‚Äč‚Äčpueden afectar significativamente su capacidad para realizar compras m√°s grandes como adultos. Recuerde con cuidado a su hijo que una cena de $ 25 cargada en una tarjeta de cr√©dito puede terminar cost√°ndole $ 75 con tasas de inter√©s y recargos por retraso si no tienen cuidado con el uso de la tarjeta de cr√©dito. Anime a su hijo a usar una tarjeta de d√©bito que se haya extra√≠do de su cuenta corriente para ayudarlo no solo a presupuestar su dinero sino tambi√©n a frenar el gasto impulsivo. Si no tienen los fondos, tendr√°n que ahorrar unos centavos para comprar esas zapatillas nuevas.

5. Defina claramente lo que constituye una “emergencia” y mant√©ngase firme.

Muchos padres le dan a su hijo una tarjeta de cr√©dito para emergencias. Si bien esto es prudente en teor√≠a, a menudo las l√≠neas entre lo que constituye una emergencia son borrosas para los adolescentes. Explica claramente tus l√≠mites financieros para tu hijo adolescente. ¬ŅEsos pantalones cortos de Brandy Melville de Pac Sun? No es una emergencia. ¬ŅVarado al costado del camino por la noche sin gas? Emergencia definitiva. Establezca l√≠mites claros con su hijo adolescente y si salen de esas l√≠neas, espere el pago completo, con intereses, porque el dinero no crece en los √°rboles, ¬Ņverdad?

Enviar a su hijo adolescente al mundo es lo suficientemente aterrador sin la preocupación adicional de que se enfrentarán financieramente. Y aunque siempre estará allí para ayudar, brindarle a su hijo las herramientas para ser independiente no solo le brindará una buena vida de buenas opciones financieras, sino que también significa que el crucero de jubilación para el que ha estado ahorrando llegará mucho más rápido.