C√≥mo la estrategia de “Gobernante” me ayuda a mantener la calma cuando mis hijos la est√°n perdiendo

Cómo la estrategia de

Una noche la semana pasada, me encontré sentado en mi habitación en la oscuridad, amamantando a mi bebé con lágrimas cayendo por mi rostro. Había sido un día. Mis hijos generalmente suaves y obedientes estaban teniendo un día duro lleno de grandes sentimientos. Parecían estar alimentándose de la energía negativa del otro. Alguien estaba llorando o gritando o pisando furiosamente todo el día.

Mi cerebro adulto sabía que simplemente estaban aburridos y abrumados. Estamos varados en casa juntos en medio de una pandemia mundial. La escuela está cancelada, todo está cerrado y nada es como era hace dos meses.

Pero los lamentos, los quejidos y las peleas provocaron algo en mí ese día. Todas mis técnicas de crianza modernas, suaves y conectadas salieron volando por la ventana. Ya estaba ansioso, frustrado y abrumado, y su mal día me envió al límite.

Ver esta publicación en Instagram

Tom√© esta foto en el hospital d√≠as despu√©s de tener a mi beb√©. Estaba cansado de los huesos. Hab√≠a estado llorando Me veo completamente desconcertado porque lo estaba. Simplemente no entend√≠a c√≥mo pod√≠a estar tan cansada y todav√≠a en movimiento. Eran las 3 de la ma√Īana. Estaba lavando las piezas del extractor de leche en un lavabo en el ba√Īo del hospital. Todo duele. Las polainas de mi maternidad estaban manchadas con leche materna, f√≥rmula y sangre. Necesitaba una ducha Necesitaba dormir Necesitaba saber el trabajo duro y el dolor insoportable valdr√≠a la pena. Tom√© esta foto porque cuando me miraba en el espejo, no me ve√≠a a m√≠ misma. Vi a todas las mujeres que han pasado unos d√≠as en la maternidad, simult√°neamente euf√≥ricas e incre√≠blemente cansadas. Cuando me vi en el reflejo, imagin√© el arco iris de rostros de nuevas madres a lo largo del tiempo y la historia, en todo el mundo en cada rinc√≥n de cada civilizaci√≥n desde que comenz√≥ el tiempo. Estaba sola en esa habitaci√≥n, pero mis l√°grimas, mi felicidad, mi esperanza, mi miedo … me conectan con millones de otras mam√°s que pueden decir honestamente: “Te veo. He estado all√≠. Somos lo mismo.” Hay muchas dificultades en el amor y la gratitud absolutamente abrumadores de la maternidad temprana. Dar la bienvenida a una nueva alma a la existencia es m√°gico. Pero incluso ver realidad tus sue√Īos m√°s salvajes puede venir con dolor, desesperaci√≥n, p√©rdida y ansiedad. Estos primeros d√≠as son simplemente dif√≠ciles. Muy dif√≠cil. Y valen la pena. Finalmente. Lo s√© porque esta no es mi primera vez. Me he curado de esto dos veces antes. Y lo volver√© a hacer. Por ahora, estoy haciendo espacio para Hard. No. Estoy abrazando duro. Invitando a Hard a este espacio sabiendo que es solo parte de este proceso. Estos d√≠as dif√≠ciles son antiguos y sagrados. Son un hilo que entrelaza a las madres. Las mujeres han vivido esto desde tiempos inmemoriales. Sobrevivimos Estamos cambiados Salimos de estos d√≠as dif√≠ciles, y estamos mejor. M√°s fuerte. Listo para el resto. Este tipo de duro es una cris√°lida. En lugar de combatirlo, lo dejo hacer su trabajo. No puedo esperar para ver en qui√©n me convierto.

Una publicación compartida por Katie Cloyd (@katiecloydblog) el 15 de enero de 2020 a las 3:01 pm PST

Empec√© a gritar. Quiero decir, soy una especie de mam√° ruidosa y gritona, para empezar, pero esto era otra cosa. Estaba gritando √≥rdenes como un imb√©cil total, mientras mis peque√Īos monstruos enojados pisoteaban y se quejaban.

Como era de esperar, perder mi mierda no cre√≥, de hecho, un hogar m√°s tranquilo y regulado. Simplemente empeor√≥ todo. Mi esposo y nuestra peque√Īa hija se quedaron boquiabiertos mientras mam√° y los ni√Īos se enfurec√≠an y gritaban a la hora de acostarse.

Luego me retiré a mi habitación para llorar y sentirme como una madre terrible.

A la ma√Īana siguiente, me tom√© un minuto con cada uno de ellos para reconocer que tuvimos un d√≠a dif√≠cil. Les dije que todav√≠a est√°n bien, incluso cuando me enojo con ellos. Me disculp√© por no ser la mejor madre que pod√≠a ser y les promet√≠ un mejor d√≠a. Incluso le pregunt√© a mi hijo mayor si pod√≠amos hablar sobre por qu√© tuvo un d√≠a tan duro ayer, pero ya era demasiado tarde. Ya no lo recordaba, o no pod√≠a ponerlo en palabras tanto tiempo despu√©s del hecho. Perd√≠ mi oportunidad esta vez.

Así no es como suele ser nuestra vida.

Estoy bastante en sintonía con las emociones de mis hijos. Como mi hijo mayor podía hablar, hemos tenido conversaciones sobre grandes sentimientos. Siempre hemos hablado de todos nuestros hijos a través de todo lo que hacemos, honrando el hecho de que son personas enteras desde su nacimiento. No rehuimos los resentimientos, y nos hemos vuelto bastante buenos para ayudar a nuestros hijos a navegar grandes sentimientos. En nuestra vida cotidiana, días como este son pocos y muy distantes.

Pero esta no es nuestra vida normal; es la vida durante una pandemia global. Estamos juntos todo el tiempo, y nuestras emociones siempre están un poco más elevadas. Este es un ambiente perfecto para que los grandes sentimientos de mis hijos desencadenen los míos. Debido a que siempre estoy operando en un estado un poco incómodo en estos días, no se necesita tanto como usualmente para enviarme en espiral.

Puede ser comprensible para m√≠, pero soy un adulto y mis hijos son ni√Īos. Es mi trabajo buscar activamente formas de asegurarme de que puedan explorar sus grandes sentimientos sin preocuparse de que haya una repercusi√≥n (es decir, mam√° actuar√° como un imb√©cil gritando, luego se disculpar√° y tal vez llorar√°. Realmente saludable).

Sé que puedo hacerlo mejor, y las sugerencias de expertos pueden ayudar.

Dr. Marc Brackett, Director del Centro de Inteligencia Emocional de Yale y autor de Permiso para sentir: Desbloqueando el poder de las emociones para ayudar a nuestros hijos, a nosotros mismos y a nuestra sociedad a prosperar, recomienda memorizar el acr√≥nimo “REGLA”.

REGLA significa Recognizar, Understand LAbel, mixpress, Regulate. Puede usar esta estrategia para comprender mejor sus propios sentimientos y tambi√©n para guiar una conversaci√≥n para ayudar a los ni√Īos a explorar sus emociones. Esto cultivar√° su capacidad para superar grandes sentimientos por s√≠ mismos en el futuro.

Esta √ļtil infograf√≠a explica lo que significa REGLA y c√≥mo implementarlo en su vida:

La regulaci√≥n emocional es lo m√°s dif√≠cil e importante para ense√Īar a nuestros hijos.

Tienen que aprender a funcionar lo suficientemente bien durante las grandes emociones para completar con √©xito las tareas necesarias y resolver los problemas. Nadie nace sabiendo c√≥mo regresar del borde de la crisis emocional. Tenemos que ense√Īar a nuestros hijos c√≥mo lidiar con grandes sentimientos, y eso significa que tambi√©n tenemos que aprender c√≥mo hacerlo.

Nuestros hijos necesitan saber que no hay consecuencias por tener sentimientos, y pueden aprender a regresar a una emoción manejable. Si saben que el gran sentimiento es temporal, puede sentirse menos abrumador.

Lo más importante es solo estar allí. No sienta que siempre tiene que comprometerse verbalmente o encontrar una solución. Siéntese tranquilamente con su hijo y sea un modelo de calma. A veces, su presencia tranquilizadora puede ser suficiente para consolar a su hijo de su tempestad tormentosa.

Si estar presente no es suficiente, las estrategias pr√°cticas pueden ayudar.

Un frasco de purpurina puede ser √ļtil para ni√Īos peque√Īos. Algunos ni√Īos responden bien a los ejercicios de respiraci√≥n, como levantar la mano y “soplar” lentamente cada dedo como una vela de cumplea√Īos. Contar tambi√©n puede ser √ļtil. Una vez vi a una madre preguntarle a su hijo qu√© tan enojado estaba, en una escala de 1-10. Cuando el ni√Īo respondi√≥: “ocho”, ella le pidi√≥ que contara hasta ocho, respirando profundamente entre cada n√ļmero. Cuando lleg√≥ a uno, ella pudo hablar con √©l sobre su problema. Existen infinitas estrategias de calma que podr√≠an funcionar, as√≠ que si la primera que intentas no es la respuesta para tu hijo, puedes seguir intent√°ndolo hasta que encuentres lo que funciona.

Por supuesto, ser un modelo de calma es una FA difícil cuando sus hijos están actuando y sus propias emociones están siguiendo su ejemplo. Los padres a veces también necesitan estrategias. Lo más importante es tener en cuenta cuándo nos dirigimos hacia un despliegue de emoción poco saludable y revertir el curso antes de perder el control.

Cuando siento que mi mand√≠bula se aprieta y empiezo a sentirme enojado y tenso, s√© que es hora de que est√© solo. Si me tomo 2 o 3 minutos solo para recordarme a m√≠ mismo que mis hijos son peque√Īos y para concentrarme en lo que amo de ellos, es m√°s probable que me sienta tranquilo antes de tratar de relacionarme con ellos. Las palabras importan, y cuando me hablo sobre mis hijos de una manera positiva, siento una actitud positiva hacia ellos.

S√© que podr√≠a haberlo hecho mejor cuando el d√≠a l√ļgubre y emotivo de mis hijos estaba sacando lo mejor de m√≠. He sido madre durante siete a√Īos y lo s√© mejor. Tengo herramientas en mi caja de herramientas y no las utilic√©. No regule yo mismoas√≠ que no pude ayudar a mis hijos a regular s√≠ mismos. No aprendieron nada ese d√≠a porque no me tom√© el tiempo para ense√Īarles.

Otra parte importante de este rompecabezas es el perdón.

No hay razón para golpearme después del hecho. Mis hijos siempre tendrán otro gran sentimiento, y puedo hacerlo mejor la próxima vez. Siempre me disculpo cuando pierdo la calma para que mis hijos puedan verme modelando ese comportamiento.

Incluso si nunca antes hab√≠a pensado mucho en esto, ahora es un buen momento para comenzar. Estamos pasando m√°s tiempo con nuestros hijos que nunca, y las oportunidades para ayudar a los ni√Īos con autorregulaci√≥n son abundantes. Si no ha sido sorprendente en la autorregulaci√≥n, tampoco es demasiado tarde para eso. Todav√≠a puede trabajar para ser m√°s paciente, intencional y emocionalmente inteligente, y eso se trasladar√° a sus hijos.

“El cerebro de un ni√Īo todav√≠a es pl√°stico”, dice el Dr. Brackett. “En el momento en que comiences a regular mejor tus emociones, sus cerebros cambiar√°n para reflejar eso”.