Cosas que olvid√© ense√Īarle a mi hija antes de que ella fuera a la universidad

Cosas que olvid√© ense√Īarle a mi hija antes de que ella fuera a la universidad

Los d√≠as de verano que preparan a su hijo para ir a la universidad se miden en listas de verificaci√≥n: listas de compras, listas de empaque, listas de registro, listas de mudanza. Si no sabe por d√≥nde empezar, puede encontrarlos en Internet. Los estudi√© con la misma urgencia que sol√≠a aplicar cuando me preparaba para los ex√°menes finales, prestando especial atenci√≥n a los que comenzaron con alguna versi√≥n de “Lecciones de vida esenciales que su hijo necesita aprender antes de ir a la universidad”.

Desafortunadamente para m√≠, no tard√© mucho en descubrir que a pesar del hecho de que ten√≠a 18 a√Īos para cumplir con este plazo, todav√≠a me quedaba una larga y distinguida lista de conversaciones que no tuve, lecciones que no ense√Ī√© y habilidades para la vida. No llegu√© a pasarle a nuestra hija. Peor a√ļn, los d√≠as fueron fugaces, y simplemente no hab√≠a forma humana de pasar la lista de verificaci√≥n de lecciones de vida con ella a tiempo.

A continuaci√≥n, una muestra de mis defectos aparentes seg√ļn varios art√≠culos publicados:

1. Mu√©strele c√≥mo leer un mapa en papel. En mi defensa, ¬Ņtodav√≠a existen en la era del tel√©fono inteligente?

2. Ense√Īarle a mi hija a cocinar algunos platos sencillos. Ella odia cocinar. Sin embargo, s√≠ sabe c√≥mo hornear una galleta de chocolate y preparar macarrones con queso en caja y avena instant√°nea. ¬ŅEso cuenta?

3. Capacítela para que planifique una semana de comidas económicas y caseras. Véase más arriba.

4. Hable con ella acerca de nuestras expectativas sobre si puede o no abandonar su campus universitario durante la noche. Quiero decir, realmente, ¬Ņpor qu√© es esto una cosa? ¬ŅAlguien realmente piensa que su hijo se quedar√° exclusivamente dentro de los l√≠mites del campus durante cuatro a√Īos solo porque sus padres se lo pidieron?

5. Mu√©strele c√≥mo realizar el mantenimiento y las reparaciones b√°sicas del autom√≥vil, incluido el cambio del filtro de aceite. No puedo ense√Īar lo que no s√©. Sin embargo, puedo darle un cup√≥n a Jiffy Lube.

6. Déle lecciones sobre cómo reparar una costura rota y coser un botón. Voy a conceder esto. Se me cayó la pelota, pero al menos le presenté la magia de la cinta adhesiva de doble cara.

7. Ens√©√Īele a hacer una cama con esquinas de hospital. El arte de una cama bien hecha es una verdadera habilidad, pero dif√≠cil de dominar. Es especialmente dif√≠cil ense√Īar cuando su hijo adolescente todav√≠a est√° acostado en su cama evitando la luz del d√≠a.

Cuando me di cuenta por primera vez de mis muchas omisiones, el pánico y la preocupación de que había fallado como padre y desperdiciaron mi tiempo con mi hija. Entonces esto sucedió:

Tres semanas antes de irse a la universidad, mi hija y sus amigas se pincharon. Podr√≠an haber llamado a un padre o, francamente, AAA, ya que mi hija es miembro portadora de la tarjeta. En cambio, los estudiantes de primer a√Īo con destino a la universidad se arremangaron y con un manual de instrucciones, YouTube y su propio sentido com√ļn y fuerza, cambiaron un neum√°tico por su cuenta. No import√≥ que no pudi√©ramos completar el √≠tem No. 5 en la lista (mantenimiento del autom√≥vil). Ella lo descubri√≥ sin nosotros.

Es posible que no haya terminado todo en mi lista de tareas para padres, pero se ha restablecido la calma. Tengo al menos un poco de paz interior sabiendo que, aunque no le he ense√Īado todo a mi hija, ella es inteligente y capaz, est√° lista y ansiosa por aprender el resto por su cuenta. Dejar esta lista en particular nos dio espacio para ir m√°s all√° de centrarnos en las lecciones de √ļltimo minuto y, en cambio, concentrarnos en la emoci√≥n de que nuestra hija avance, independientemente, hacia su futuro, para aprender sus propias lecciones en su propio tiempo.

Justo como lo hicimos una vez.