COVID-19 puede da√Īar placentas, dice peque√Īo estudio

COVID-19 puede da√Īar placentas, dice peque√Īo estudio

La pandemia de COVID-19 ha causado preocupación en personas de todo el mundo, particularmente entre personas de poblaciones vulnerables, como los inmunocomprometidos y los ancianos. Es comprensible que las mujeres embarazadas hayan estado entre las más preocupadas, preocupadas por las posibles ramificaciones para ellas y sus bebés.

Un nuevo estudio publicado en el American Journal of Clinical Pathology buscó examinar el impacto potencial de COVID-19 en las placentas. Examinaron 16 placentas entregadas por mujeres con casos confirmados de COVID-19.


Es realmente importante recordar que un tama√Īo de muestra de 16 es muy peque√Īo. Desafortunadamente, debido a que COVID-19 todav√≠a es tan nuevo, la mayor√≠a de los estudios que se realizan tienen muestras muy peque√Īas. Esto significa que los resultados pueden agregarse a nuestra base de conocimiento pero no definirla.

En este estudio, en comparación con las placentas de mujeres sin COVID-19, las placentas estudiadas tenían más probabilidades de presentar al menos una complicación. Estos incluyen:

  • Malperfusi√≥n vascular materna, una condici√≥n en la cual la sangre no fluye a trav√©s de la placenta adecuadamente
  • Vasos sangu√≠neos anormales o lesionados dentro de la placenta
  • Trombos intervillous o co√°gulos de sangre dentro de la placenta.

No se notó que las tasas de inflamación fueran diferentes entre las placentas.

Estos tipos de complicaciones placentarias pueden afectar negativamente la forma en que la sangre fluye entre la madre y el feto.

A pesar de estos hallazgos, solo una de las mujeres desarrolló presión arterial alta, que es una complicación potencial de las anomalías placentarias mencionadas anteriormente.

La Dra. Sarah Bjorkman, asesora m√©dica de Motherly explic√≥ que “de los 16 pacientes cuyas placentas fueron examinadas, todos menos dos dieron a luz a t√©rmino con excelentes ex√°menes de reci√©n nacidos y alta segura del hospital en cuatro d√≠as. Una de estas madres tuvo un parto prematuro”. a las 34 semanas, en las que el beb√© tambi√©n tuvo un excelente examen de reci√©n nacido y le est√° yendo bien en la UCIN. Ninguno de los beb√©s dio positivo por COVID-19. (El 16¬ļ paciente tuvo un aborto espont√°neo a las 16 semanas y no est√° claro si esto fue relacionado con COVID-19.) ”

“Entonces, si bien este nuevo hallazgo es ciertamente fascinante y quiz√°s un poco preocupante”, continu√≥, “tambi√©n es tranquilizador que todos los beb√©s nacidos hayan tenido resultados saludables”.

Debido a que el tama√Īo de la muestra de este estudio es incre√≠blemente peque√Īo, necesitamos tomar los resultados con un grano de sal y comprometernos a una mayor investigaci√≥n antes de poder afirmar definitivamente que el virus da√Īa la placenta.

La coautora del estudio, la Dra. Emily Miller, declar√≥: “Debemos discutir si debemos cambiar la forma en que controlamos a las mujeres embarazadas en este momento”. Ella se pregunta si estos hallazgos significan que los proveedores podr√≠an considerar una vigilancia m√°s cercana durante el embarazo, a trav√©s de ultrasonidos.

No todos los proveedores est√°n de acuerdo. La Dra. Denise Jamieson contribuy√≥ a la declaraci√≥n de asesoramiento del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginec√≥logos (ACOG) sobre c√≥mo cuidar a las mujeres embarazadas durante la pandemia. El Dr. Jamieson le dijo a CNN que “existen todo tipo de riesgos al realizar pruebas de detecci√≥n y pruebas adicionales, que pueden dar lugar a resultados inesperados”. En otras palabras, una mayor vigilancia durante el embarazo podr√≠a hacer m√°s da√Īo que bien. Los ex√°menes de detecci√≥n y las pruebas pueden dar resultados falsos que provocan intervenciones que luego se consideran injustificadas e incluso perjudiciales.

Ella contin√ļa: “Este estudio plantea m√°s preguntas de las que responde. Mirar la placenta nos ayudar√° a comprender lo que sucede en el embarazo, pero creo que debemos tener cuidado al saltar a lo que eso significa cl√≠nicamente en t√©rminos de cuidado de mujeres embarazadas con COVID-19.”

Aunque es posible que los recién nacidos se infecten con COVID-19, los resultados han sido positivos: los bebés tienden a tener buenos resultados.

Los Centros para el Control de Enfermedades han declarado que, aunque no parece que COVID-19 afecte a las mujeres embarazadas de manera diferente que otras, las mujeres embarazadas tienen m√°s riesgo de enfermarse con infecciones respiratorias en general. El Dr. Bjorkman est√° de acuerdo y dice: “Afortunadamente, los datos crecientes que tenemos en este momento no sugieren que las mujeres embarazadas tengan m√°s riesgo de enfermedad o peores resultados de COVID-19”.

¬ŅEntonces que significa esto para usted?

En primer lugar, no se asuste. Es más fácil decirlo que hacerlo, lo sé.

Recuerde que su proveedor a√ļn debe ser su fuente principal de informaci√≥n y orientaci√≥n sobre el mejor plan de atenci√≥n para su situaci√≥n particular porque hay muchas variables; su regi√≥n geogr√°fica, problemas de salud espec√≠ficos, la presencia de complicaciones del embarazo no relacionadas con COVID-19, su riesgo de exposici√≥n y m√°s.

Dicho esto, estos hallazgos indican que debemos seguir tomando el virus en serio, especialmente a medida que el país avanza hacia la reapertura.

Es (m√°s all√°) tentador querer volver a nuestras vidas previas a la pandemia, pero a√ļn debemos mantener la precauci√≥n. Esto incluye las siguientes recomendaciones:

  • Qu√©dese en casa cuando sea posible
  • Evite grupos grandes, lugares concurridos y personas con s√≠ntomas o casos confirmados de COVID-19
  • Use una m√°scara cuando est√© fuera de casa
  • L√°vese las manos con frecuencia o use un desinfectante para manos a base de alcohol cuando el lavado de manos no sea una opci√≥n
  • Evita tocarte la cara
  • Desinfecte las √°reas frecuentemente tocadas en su hogar
  • Informe cualquier s√≠ntoma relacionado con su proveedor. Como recordatorio, los s√≠ntomas de COVID-19 pueden ser:
    • Fiebre y escalofr√≠os
    • Falta de aliento o dificultad para respirar
    • Tos
    • P√©rdida de sabor u olfato.
    • Cansancio
    • Dolores de cabeza
    • Dolor de garganta
    • Congesti√≥n nasal
    • Diarrea o v√≥mitos

Mamá, esto es increíblemente estresante. Tenga en cuenta que si bien todo esto se siente abrumador y aterrador, todavía es increíblemente posible tener un embarazo y un parto saludables y hermosos durante la pandemia.

Eres tan valiente y puedes hacer esto.

el embarazo
        
            coronavirus
        
            COVID-19