El comienzo y el final del jardĂ­n de infantes es tan agridulce

El comienzo y el final del jardĂ­n de infantes es tan agridulce

Querida maestra de kindergarten,

Gracias por hacer este trabajo. SĂ© que no es fácil, bien pagado o glamoroso. SĂ© que tu trabajo es 2/3 criar gatos y 1/3 de repeticiĂłn. SĂ© que siempre hay un puñado de niños que no están listos, un puñado de “voluntad fuerte” y un grupo que escuchan lo suficientemente bien como para confiar en ellos para que hagan lo que se les dice mientras lidian con los dos grupos anteriores. SĂ© que harás lo mejor que puedas. SĂ© que ya estás cansado. Si hay algĂşn tipo de vida despuĂ©s de la muerte, estoy seguro de que los maestros de jardĂ­n de infantes pasarán al frente de la fila en las puertas nacaradas. SĂ© que mi hijo será guiado a travĂ©s de su primer año acadĂ©mico completo bajo su ala y sĂ© que harás lo mejor que puedas.

También sé que, mientras creces para conocer a mi hijo, nunca lo conocerás como yo, así que permíteme hacer algunas presentaciones.

Este chico es mi corazón caminando fuera de mi cuerpo. Recién tiene cinco años y ha florecido en su pequeño grupo de preescolar, pero esta nueva escuela y todas estas caras nuevas son abrumadoras.

joduma / Pixabay

Puede herir sus sentimientos muy fácilmente, tomará en serio una broma que podrĂ­a pasar por alto a sus compañeros. Se destaca en el tratamiento silencioso. Él puede ser muy terco. A veces se pone de mal humor sin razĂłn alguna y necesita que lo dejen solo hasta que salga de su estado de ánimo. Le asustan los ruidos fuertes y los extraños. TodavĂ­a le ruega a alguien que lo abrace antes de acostarse. Duerme encima de las sábanas, no importa cuán frĂ­o haga por la noche. Pasa todo el viaje a casa desde la guarderĂ­a tratando de hacer reĂ­r a su hermana. A veces me dice que tiene hambre y que solo quiere “comerse a ese bebĂ© para la cena”. Me recoge flores todos los dĂ­as. Quiere cavar en busca de tesoros enterrados, le encantan las rocas y sigue trayendo mariquitas a la casa porque son “muy lindas”.

Todavía es muy pequeño y la escuela es muy grande. Los niños pueden ser tan malos, incluso cuando no se dan cuenta. No es tan fuerte o rudo y se cae como otros niños pequeños. No le gusta ensuciarse ni mojarse. Él necesita ver a todos los demás probar algo antes de que él se levante para hacerlo él mismo. Es empático y ver cómo gritan a otras personas lo molesta, incluso si no ha hecho nada malo. Al principio puede ser muy tímido, pero se calentará rápidamente. En el último año, se mudó a una nueva casa, dio la bienvenida a un nuevo hermano y se ocupó de ambos muy bien, pero a veces necesita un poco de cuidado. Él sigue siendo mi bebé, ya sabes.

Maestro, espero que puedas amar a mi chico. Espero que te muestre todo lo bueno y que puedas entender cuándo está teniendo un mal día. Espero que expandas su mundo y le muestres todo lo que es capaz de lograr. Espero que me ayudes a sentirme cómodo con él siendo un pequeño pez en un gran estanque. Espero que alivie algunos de mis temores: que lo molesten, lo pasen por alto o lo pasen por alto, que odie ir a la escuela, que decida que no es inteligente y que abandone su propia educación .

SĂ© que estas preocupaciones son comunes. SĂ© que los has escuchado antes. SĂ© que me sonreirás dulcemente y me dirás: “Él estará bien, lo prometo, estoy aquĂ­ para ayudar”. SĂ© que tu trabajo es 1/3 de repeticiĂłn, asĂ­ que espero que no te importe cuando vuelva a registrarte. Y otra vez. Y otra vez.

Maestra de kindergarten, espero que nuestro año juntos sea agridulce todo el tiempo. Espero que podamos compartir momentos durante el año para maravillarnos de cómo está prosperando. Espero verte en junio, con las mismas inquietudes que tengo por dejar tu clase que por entrar.

Y luego espero que me digas, una vez más, “estará bien”.

Voy a necesitar escucharlo.

Sinceramente,
La madre de mi hijo

Somos Scary Mommies, millones de mujeres Ăşnicas, unidas por la maternidad. Tenemos miedo y estamos orgullosos. Pero Scary Mommies son más que madres “simples”; somos parejas (y ex parejas), hijas, hermanas, amigas … y necesitamos un espacio para hablar sobre otras cosas además de los niños. AsĂ­ que mira nuestro Scary Mommy es la página personal de Facebook. Y si sus hijos no tienen pañales y guarderĂ­a, nuestro Página de Facebook de Scary Mommy Tweens & Teens en Facebookestá aquĂ­ para ayudar a los padres a sobrevivir la adolescencia y la adolescencia (tambiĂ©n conocido como el más aterrador de todos).