El mundo est√° empezando a reabrirse, pero a√ļn no estoy listo para volver

El mundo est√° empezando a reabrirse, pero a√ļn no estoy listo para volver

Mi familia, como muchos otros en todo el mundo, ha estado completamente aislada durante los √ļltimos meses. Nuestros viajes al supermercado han estado muy alejados, asegur√°ndonos de tener suficiente comida en los estantes durante semanas interminables, nuestros cumplea√Īos se han celebrado en Zoom y el mayor contacto que ha tenido nuestro ni√Īo adem√°s de nosotros ha estado saludando al cartero desde una distancia lejana.

Al principio, esta nueva vida era incómoda.

Estábamos uno encima del otro todo el tiempo, había una falta de privacidad y tiempo tranquilo que a menudo se sentía abrumador.

Anhelaba que las cosas volvieran a la normalidad para poder continuar con nuestras vidas.

Quer√≠a salir a cenar y no comer con nuestro ni√Īo todas las noches.

Quería tomar una bebida nueva y elegante en un vaso que no se acaba de sacar del fregadero.

Quer√≠a ver amigos y familiares y sonre√≠r a los extra√Īos en la calle.


Sin embargo, lentamente, esta nueva forma de vida se hizo cada vez m√°s f√°cil (s√≠, tenemos un patio trasero donde el ni√Īo puede correr, admito que es de gran ayuda).

Me acostumbr√© a ver a nadie m√°s que a mi esposo y nuestros tres hijos. Nuestro ni√Īo dej√≥ de preguntar acerca de sus amigos y cu√°ndo pod√≠amos ir al patio de recreo. Nuestros reci√©n nacidos est√°n contentos siempre que tengamos suficientes pa√Īales y toallitas (fue un problema cuando comenz√≥ todo el cierre, tiempos estresantes).

Ahora que los estados están comenzando a abrirse y reanudar la vida como solía ser, o tan cerca como sea posible hasta que tengamos una vacuna contra el coronavirus, no sé si estoy listo para volver a él. como todos los demás parecen ser.

Hace un par de d√≠as, temiendo el final de mi licencia de maternidad y enfrent√°ndome al hecho de que no he hecho nada especial solo con mi hijo desde entonces. SiempreDecid√≠ llevarlo a la playa por un par de horas. Fue encantador. Solo √©ramos nosotros y otra pareja de padres con sus peque√Īos. Todos nos quedamos lejos, muy, muy lejos el uno del otro y nos aseguramos de que nuestros hijos tambi√©n lo hicieran.

Mi ni√Īo estaba tan emocionado de ver a otros ni√Īos que grit√≥ entre risas: “¬°ESTOY EN EL PATIO!” Me alegraron el d√≠a y me rompieron un poco el coraz√≥n. Claramente necesitaba ver a otros de su edad.

Envalentonado por nuestra primera salida tan exitosa, decid√≠ volver a la playa al d√≠a siguiente. Comenz√≥ igual de bien que el d√≠a anterior, pero eso cambi√≥ cuando a las 11 de la ma√Īana hab√≠a tanta gente en la playa que era casi imposible estar a seis pies de distancia.

Me entró el pánico.

Mir√© a mi alrededor por todas partes tratando de encontrar un lugar para estar lejos de los dem√°s mientras disfrutamos del d√≠a. Observ√© con enojo a los que se acercaron demasiado sin importarles, ¬Ņo tal vez ni se dieron cuenta? ¬ŅC√≥mo podr√≠an no hacerlo? ¬ŅC√≥mo no estaban pensando constantemente en la distancia entre nosotros?

De repente ya no quer√≠a estar all√≠, sent√≠ que estaba poniendo en riesgo a mi ni√Īo peque√Īo, incluso cuando estaba completamente ajeno a lo que estaba sucediendo.

Terminé nuestra salida antes de lo que quería. Soborné a mi hijo con la promesa de un poco de televisión y galletas cuando llegamos a casa, corrí al auto y me fui. En la entrada de la playa, había una larga fila de autos esperando pagar su tarifa para disfrutar de un hermoso día previo al verano. Estaba celosa de que pudieran hacer eso, ya que claramente no podía.

Hemos vuelto a jugar en el patio trasero y mis compras en l√≠nea para actividades al aire libre se han apoderado de nuestras finanzas. Simplemente no s√© cu√°ndo me sentir√© c√≥modo saliendo de nuevo. Lo √ļnico que quer√≠a hacer hace semanas ahora me hace hiperventilar.

¬ŅEstoy siendo demasiado cauteloso? Tal vez.

¬ŅLo superar√©? Ojal√°.

Todo lo que s√© ahora es que cuando empiezo a ver mi Instagram lleno de publicaciones e historias de personas que est√°n fuera, lo √ļnico que quiero hacer es quedarme en casa con mi familia.

Y eso es algo que nunca esperé decir después de una larga cuarentena.

COVID-19
        
            ansiedad covid-19
        
            bebés covid-19
        
            Estados reabriendo
        
            maternidad