Esta es la parte m√°s dif√≠cil de criar ni√Īos mayores

Esta es la parte m√°s dif√≠cil de criar ni√Īos mayores

Esta no es una publicación fácil de escribir. A todos les encanta leer el humor. A la gente le encanta la honestidad sobre cuán absurda puede ser la paternidad a veces. Oh, por supuesto, aquellos que escriben el humor no siempre quieren decir lo que dicen: es un cambio de frase. Yo también he estado allí. He escrito esas palabras. El humor frente a la adversidad es justo lo que se llama por algunos días. Pero hay otro lado de la paternidad. Otro lado del humor. Existe el lado emocional de la paternidad. Y este lado no se muestra tan fácilmente como el humor.

Nadie quiere admitir que no todo es tan perfecto como les gustaría que fuera. Algo nos impide escribir sobre la realidad de la paternidad. Es muy fácil endulzar las cosas con humor como si todo estuviera bien porque nos reímos. Y honestamente, no quiero que mis hijos sepan que algunos días es difícil ser padre. La verdad es que, en general, no lo hago, pero puede haber momentos.

Cuando sus hijos son peque√Īos y no est√°n contentos, puede solucionar el problema f√°cilmente. Su mundo gira en torno a ti como su mami, y en los momentos en que mami hace su magia, est√°n sonriendo de nuevo. Realmente es tan simple como eso. Esto es posible hasta los a√Īos de la preadolescencia, pero la magia de mam√° tiene menos poder.

Ahora, eso es muy difícil de admitir. Sí, por supuesto, con grandes tazas de chocolate caliente y una bandeja de brownies calientes, todavía puedo ayudar hasta cierto punto, pero no puedo resolver un problema por completo. Puedo traer una sonrisa temporal a sus caras, pero no puedo reparar una situación de una manera que les brinde satisfacción a largo plazo.

La esencia misma de criar a nuestros hijos es proporcionarles la capacidad de lidiar con las diferentes situaciones que pueden enfrentar. Se nos desaconseja la crianza de los helicópteros, ya que eliminamos cualquier peligro y posible malestar de su camino para que puedan caminar libremente por el medio sin obstáculos.

Sin embargo, el instinto natural de una madre es para despejar ese camino. No puedo estar solo aqu√≠, ¬Ņverdad? Sabemos que es perjudicial, pero es un instinto de crianza maternal que es dif√≠cil de dejar de lado.

Me parece que esta parte de criar a los adolescentes es lo m√°s dif√≠cil: mantener su bienestar emocional cuando ya no puedo arreglarlo todo. Una de mis hijas comparti√≥ conmigo un art√≠culo que hab√≠a escrito para la escuela sobre ser una adolescente. Ella escribi√≥ mucho m√°s elocuentemente sobre eso de lo que yo podr√≠a hacerlo porque es su vida en este momento. Las emociones son reales. Son actuales. Puedo adivinar c√≥mo se siente, pero ¬Ņpuedo realmente saberlo?

Presi√≥n: ella habla de adolescentes ahog√°ndose en ella. La presi√≥n de los compa√Īeros. La presi√≥n de la escuela. Presi√≥n de las redes sociales. Presi√≥n por una brecha en el muslo. Presi√≥n para un est√≥mago plano. Presi√≥n para encajar. Presi√≥n. Punto final.

Ella critica a los medios de comunicación por fotografiar rostros y cuerpos naturales para que todas las adolescentes se enfrenten a un estándar de belleza impecable, como si nada más se considerara hermoso. Ella critica a las escuelas por presionar constantemente el rendimiento.

Hay mucha angustia en sus palabras, pero me alegro de que las haya compartido conmigo. Como madre, siento que es algo más fácil verlos en papel que escucharlos vocalizados. Sin embargo, fue difícil para mí leerlos, sabiendo que ella sentía esas palabras y sentía la necesidad de compartirlas.

Necesito considerar mi respuesta cuidadosamente. Estamos en esa etapa donde todo lo que digo es criticado, porque el consejo de una madre no es objetivo. Odio el hecho de que esta presión exista. Por supuesto, quiero eliminarlo y limpiar la pizarra. Pero no puedo. Ese no es mi papel. Mi papel es ayudarla a manejar, darle las habilidades necesarias para hacer frente a estas presiones. La comunicación es clave, pero también lo es la simpatía y la empatía. La presión es real para ella. No puedo borrarlo.

El chocolate caliente y los brownies ayudan a las cosas, pero no los arreglan. Como tantos otros padres de adolescentes, quiero hacer lo mejor que pueda por ella. Quiero que su camino sea lo m√°s suave posible.

Entonces, en un intento por tratar de ser la mami m√°gica que una vez fui cuando mis hijos eran peque√Īos, estoy leyendo El tao de los adolescentes por Peter Berg, un entrenador de salud que empodera a los adolescentes. Se trata de honestidad y poder expresar emociones. Al escribir sus sentimientos, pudo expresar genuinamente sus emociones. Ella ha hecho su parte. Ahora se acab√≥ para m√≠. Estoy seguro de que tendr√© algunas perlas de sabidur√≠a despu√©s de leer el libro, pero si alguien tiene alg√ļn consejo mientras tanto, lo tomar√©.