Esta receta de parmesano y berenjenas me puso de parto, ¬°dos veces!

Esta receta de parmesano y berenjenas me puso de parto, ¬°dos veces!

Cuando estaba llegando al final de mi primer embarazo, intent√© casi todo para alentar el parto y evitar siendo inducido: Com√≠ toneladas de pi√Īa y comida picante, sal√≠ a caminar, bail√© con el vientre y practiqu√© yoga. Sab√≠a que no hab√≠a garant√≠a, pero estaba seguro de que el trabajo comenzar√≠a por s√≠ solo.

A pesar de mis mejores esfuerzos, mi fecha de vencimiento vino y se fue. Y siguió adelante. No tenía la menor idea de que el parto era inminente: sin calambres, sin espectáculo sangriento, y ni un solo Contracción de Braxton Hicks. Me empecé a preocupar. El hospital me tenía en el reloj: su política solo me dejaba ir once días después de mi fecha de vencimiento antes de que indujeran el parto.

Así que mejoré mi juego. Fui a la acupuntura, tomé homeopatía y conseguí que mi esposo probara la acupresión con los pies hinchados. Seguramente una de estas cosas haría el truco. Pero en mi chequeo de 41 semanas, el médico me dijo que el bebé no se había caído y que mi cuello uterino no estaba ni un poco dilatado. A pesar de que una ecografía mostró un bebé sano y abundante líquido amniótico, no tuve otra opción: si el parto no comenzara en cuatro días, sería inducido.

Era hora de sacar todas las paradas. Prob√© la acupuntura, la estimulaci√≥n del pez√≥n, el aceite de onagra y el sexo (en esta etapa del embarazo, un √ļltimo recurso). Mi doula incluso me trajo un frasco de t√© de hojas de frambuesa tan fuerte que parec√≠a y sab√≠a a agua de pantano. Lo ahogu√© obedientemente.

En t-menos dos días, me estaba poniendo frenético. Busqué en Internet formas de provocar el parto. Y ahí fue cuando lo encontré: el famoso parmesano berenjena inductor de parto.

tengo la receta en l√≠nea de Scalini’s, un restaurante italiano en el condado de Cobb, Georgia, cuyo parmesano de berenjenas es famoso por enviar a cientos de mujeres a trabajar de parto dentro de las 48 horas de comerlo.

El plato era una vieja receta familiar, que sus padres inmigrantes italianos transmitieron al cofundador de Scalini, John Bogino.

“Esta es una de las recetas que mi madre y mi abuela cocinaron cuando era ni√Īo”, dice Bogino.

Sin embargo, no obtuvo su reputaci√≥n de inducir el trabajo hasta que fue llevado a Scalini’s. No mucho despu√©s de la apertura del restaurante en 1980, las mujeres comenzaron a hablar sobre c√≥mo hab√≠an comenzado el parto despu√©s de comerlo. Entonces, cuando la esposa de Bogino estaba embarazada de su segundo hijo, √©l lo hizo por ella.

Una madre en una cama de hospital besando a su bebé recién nacido acostado sobre su pecho
7 mitos laborales comunes, y las verdades detr√°s de ellos
“Ella dio a luz al beb√© unas 10 horas despu√©s”, dice.

Con los a√Īos, el parmesano de berenjenas se hizo cada vez m√°s popular. Muchas madres agradecidas han enviado fotos de sus “berenjenas bebes“, Que ahora adornan las paredes del restaurante.

“Tenemos alrededor de quinientas o seiscientas fotos”, dice Bogino. “Pero han entrado muchas, muchas m√°s mujeres. A veces de diez a quince por d√≠a”, dice. Algunos incluso se han puesto de parto en el restaurante.

“Recibimos muchas chicas muy embarazadas que entran por la puerta, y todas piden la berenjena a la parmesana”.

Se ha especulado mucho sobre c√≥mo, o si, el parmesano de berenjenas en realidad puede estimular el trabajo de parto. ¬ŅQuiz√°s son las hojuelas de chile picante, la incre√≠ble cantidad de queso, o tal vez incluso la berenjena misma?

Seg√ļn Adrienne C√īt√©, una nutricionista hol√≠stica y educadora certificada en partos con Toronto Yoga Mamas, estos ingredientes pueden “producir indirectamente contracciones” al estimular la digesti√≥n, pero dice que el parto no comenzar√° hasta que ciertas hormonas hayan dado el visto bueno.

“El parto es un proceso √ļnico que requiere la se√Īalizaci√≥n hormonal correcta patear las cosas“, Dice C√īt√©. “Cuando se trata de reclamos de que ciertos alimentos pueden desencadenar el parto, simplemente no hay evidencia emp√≠rica que lo respalde”.

Tal vez los investigadores deber√≠an establecerse en Scalini’s.

“No reclamamos nada al respecto”, dice Bogino. ‚ÄúPero por si acaso, no hemos cambiado la receta en 40 a√Īos. Por si acaso hay algo en eso.

Al igual que cientos de otras mujeres embarazadas, esperaba desesperadamente algo. Después de todo, había intentado todo lo demás en lo que podía pensar; si la berenjena no funcionara, nada lo haría.

Entonces mi esposo hizo un viaje de √ļltimo minuto a la tienda por ingredientes y se puso a trabajar. Afortunadamente, le encanta cocinar (no es que tuviera otra opci√≥n), porque la receta no es exactamente simple.

Primero debes cortar la berenjena, espolvorearla con sal y aplastar las rodajas entre toallas de papel para eliminar el exceso de humedad. Mientras se sienta, prepara la salsa marinara desde cero, primero saltea las cebollas y el ajo, luego agrega los tomates y las especias. Una vez que la berenjena se ha drenado durante una hora, la espolvorea con harina, la sumerge en huevo y la cubre con pan rallado. Luego lo saltea en aceite de oliva hasta que esté dorado. Finalmente, coloca la salsa, la berenjena y tres tipos de queso en una cacerola y hornea por 25 minutos.

Para cuando la cena estuvo lista, eran las 10 de la noche y estábamos hambrientos. Pero tan pronto como investigamos, acordamos: incluso si no funcionó, valió la pena el esfuerzo. La combinación de queso pegajoso, salsa picante y berenjena crujiente era deliciosa. Regresé por unos segundos (y tal vez tercios) y me fui a la cama.

Dos horas después me despertó mi primera contracción.

Me deslic√© de la cama y me met√≠ en el ba√Īo para revisar los asuntos. Nunca olvidar√© el torrente de emoci√≥n cuando mir√© en el inodoro. Luces, c√°mara, acci√≥n: ¬°fue el espect√°culo sangriento! ¬°Realmente estaba sucediendo!

Mi trabajo de parto progresó lenta y constantemente, y 37 horas después di a luz a un bebé sano, el mismo día en que mi inducción había sido programada.

Dos a√Īos despu√©s, cuando estaba embarazada (y atrasado) otra vez, me salt√© el t√© de agua de pantano y fui directamente a la berenjena a la parmesana. Solo que esta vez, pensamos hacerlo con anticipaci√≥n, as√≠ que lo metimos en el horno. yo se puso de parto a la ma√Īana siguiente y entregu√© a mi beb√© unas horas m√°s tarde.

Entonces, ¬Ņhay algo en el parmesano de berenjenas despu√©s de todo? ¬ŅO es simplemente un placebo o una simple coincidencia? Despu√©s de todo, para cuando la mayor√≠a de las mujeres finalmente lo intenten, lo m√°s probable es que de todos modos hubieran comenzado el parto pronto.

Pero cuando cientos de mujeres como yo hemos tenido una experiencia similar, es tentador creer que el parmesano de berenjenas de Scalini realmente funciona.

No importa cómo lo cortes, es una forma deliciosa de probar.

Lee mas:
Esta pizza que induce el parto est√° ayudando a las mujeres embarazadas a iniciar el parto
6 cosas que nunca debes decirle a una mujer embarazada vencida