La anidación del embarazo es el verdadero negocio

La anidación del embarazo es el verdadero negocio

No, no eres un p√°jaro, pero si est√°s esperando, probablemente est√©s participando en comportamientos de “anidaci√≥n”. Esto es lo que puede esperar y c√≥mo saber si lo est√° llevando demasiado lejos.

Ya sea que est√© buscando obsesivamente solo el sombra de pintura adecuada para la guarder√≠a, doblar las mantas de recepci√≥n en pilas perfectas o finalmente asumir esa peque√Īa renovaci√≥n de la cocina (para completar justo a tiempo para su fecha de vencimiento!), el acto de preparaci√≥n para la llegada de su beb√©, tambi√©n conocido como anidaci√≥n, puede tomar muchas formas.

¬ŅQu√© es anidar, de todos modos?

La necesidad de preparar la guarder√≠a y limpiar cada cent√≠metro de su casa es realmente instintiva. Seg√ļn un estudio de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario, la compulsi√≥n por la anidaci√≥n experimentada por muchas futuras mam√°s proviene de un comportamiento adaptativo de nuestro pasado evolutivo. Es instinto animal, de hecho. A menudo lo vemos en la naturaleza: muchas especies pasan tiempo explorando guaridas seguras que est√°n libres de depredadores, asegurando que est√©n cerca de las fuentes de alimentos y agua y, en algunos casos, realmente empluman sus nidos antes de que lleguen sus cr√≠as. Del mismo modo, las futuras mam√°s sienten un intenso deseo de limpiar, organizar y optimizar el nuevo hogar de su beb√©. Curiosamente, los investigadores tambi√©n encontraron que las mujeres embarazadas se vuelven m√°s selectivo sobre la compa√Ī√≠a que mantienen y enf√≥quese en las personas en las que realmente conf√≠an, lo que probablemente se relaciona con la necesidad de crear un entorno seguro para la llegada de su beb√©.

El impulso de anidaci√≥n puede comenzar en cualquier momento durante el embarazo, pero los investigadores de la Universidad McMaster descubrieron que alcanza su punto m√°ximo el tercer trimestre. Esto ofrece una prueba m√°s del poder de este instinto porque las mujeres embarazadas tambi√©n informan sentirse m√°s agotadas f√≠sicamente durante los √ļltimos tres meses. No es de extra√Īar que no sea raro escuchar a una mujer muy embarazada informar que pas√≥ una tarde entera parada en un taburete, sosteniendo un rodillo de pintura en una mano y apoyando su enorme barriga con la otra, porque estaba tan decidida a terminar de pintarla. cuarto de bebe. Sucede. Todas. Los. Hora.

¬ŅEs mi anidaci√≥n extrema?

Aunque podr√≠a argumentar que pasar horas en su tablero de Pinterest de decoraci√≥n infantil es bastante primordial, es posible llevarlo demasiado lejos. Si su beb√© no debe nacer durante otros cuatro meses, pero est√° perdiendo el sue√Īo por armar la cuna a tiempo, es posible que haya pasado a una forma extrema de este comportamiento prenatal, dice Kristin Heins, psicoterapeuta registrada de Thrive Natural Family Health en Toronto, que se centra en la salud mental materna prenatal y posnatal. “Si se vuelve obsesivo u obstaculiza su funcionamiento diario, debemos analizar la ansiedad subyacente u otras piezas de salud mental que necesitamos apoyar”, dice ella. Saltarse las comidas para lavar otra carga de prendas nuevas y deshacerse del trabajo para enfocarse en las reparaciones del hogar son otras se√Īales de alerta. O si su comportamiento de anidaci√≥n est√° da√Īando su relaci√≥n con su pareja u otras personas en su vida, podr√≠a necesitar ayuda, dice ella. Si le preocupa su comportamiento de anidaci√≥n, hable con su proveedor de cuidado materno, quien puede apoyarlo directamente o derivarlo a un profesional de salud mental.

Anidamiento: mantenga la limpieza en perspectiva

Es f√°cil sentirse abrumado por todos los trabajos de anidaci√≥n que desee realizar, desde fregar la nevera hasta organizar la ropa del beb√© y preparar la guarder√≠a. Heins recomienda hacer una pausa para dar un paso atr√°s y hacer un balance. “Si una mujer se siente muy abrumada al preparar una habitaci√≥n, podemos verificar eso con el hecho de que su beb√© estar√° en una cuna de todos modos”, dice ella. Despu√©s de todo, un beb√© ni siquiera usar√° su habitaci√≥n hasta la mitad de su primer cumplea√Īos. (Se recomienda que los beb√©s duerman en una cuna en su habitaci√≥n durante los primeros seis meses para reducir el riesgo de SMSL y promover la lactancia materna).

Una estrategia es hacer una lista de todo lo que realmente necesitar hacer en comparaci√≥n con lo que t√ļ querer que hacer. Preg√ļntese qu√© es realmente esencial para la llegada de su beb√©. Incluso puede organizar sus tareas pendientes en un programa de recuperaci√≥n si eso le ayuda a sentirse m√°s en control de las cosas. Otra opci√≥n es delegar trabajos para los que no tienes tiempo a familiares y amigos, dice Heins. Si su suegra le pregunta qu√© puede hacer, p√≠dale que investigue los cochecitos o los monitores para beb√©s. Puede ser dif√≠cil para algunas personas aceptar ayuda, pero una vez que llegue su beb√©, realmente la necesitar√°, dice Heins. “Soy madre soltera y me ha quedado claro que criar hijos tambi√©n puede ser una experiencia comunitaria”, dice. “Solicitar el apoyo de seres queridos para prepararse para la llegada de su beb√© en realidad lo est√° preparando para recibir ayuda cuando las cosas se ponen dif√≠ciles”.