La crianza de los hijos de una “planta en maceta” es la clave para conectarse con sus adolescentes

La crianza de los hijos de una

¬ŅHas o√≠do hablar de la crianza del apego? Crianza autoritaria? ¬ŅCrianza hol√≠stica? No importa cu√°l sea su filosof√≠a de crianza, es muy probable que para cuando su hijo sea un adolescente, lo que sea que haya estado haciendo necesitar√° un peque√Īo cambio. Es entonces cuando debes familiarizarte con la crianza de plantas en macetas.

Sí, lo has leído bien: haz como una planta de interior si quieres conectarte con tu hijo adolescente.

Seg√ļn un reciente New York Times art√≠culo de Lisa Damour, autor de Desenredado: Guiando a las adolescentes a trav√©s de las siete transiciones hacia la edad adulta, lo que los adolescentes realmente quieren es que estemos all√≠, como una planta. Tenga en cuenta que las plantas no se mueven mucho, rara vez son el centro de atenci√≥n y no hablan en absoluto. A menos que tenga su propio Lorax privado, tendr√° que acostumbrarse a quedarse callado y simplemente pasar el rato.

Al igual que una planta en maceta, debe mezclarse con el fondo. No hagas preguntas urgentes. No ofrezca ning√ļn consejo no solicitado. No bombardees a tu adolescente con recordatorios, como cuando vence el formulario de inscripci√≥n para el viaje escolar. Sin embargo, cuando ella se lo pierda, usted ser√° responsable.

La crianza de los hijos es un desafío en cualquier etapa, pero criar a un adolescente ha puesto mi orden mundial en el oído. Ya no tengo una demanda constante porque mi hija es semi-adulta y, he aquí, capaz de lidiar con su vida cotidiana. Ella maneja su propio horario, tanto escolar como social, se califica a sí misma en viajes desde y hacia prácticas, reuniones, cafés y camiones de tacos. Es una profesional en preparar comidas, puede lavar su propia ropa y casi nunca necesita que le recuerden cumplir con una fecha límite, hacer su tarea o darse prisa.

Lo √ļnico que parece necesitarme es la contrase√Īa de Wi-Fi y Amazon Prime. Para aquellos de nosotros que todav√≠a criamos ni√Īos peque√Īos (tambi√©n tengo un hijo de 5 a√Īos), ser liberados de muchas de las tareas diarias de la crianza es un descanso bienvenido. La desventaja es que pasar menos tiempo juntos hace que sea dif√≠cil mantenerse en contacto, especialmente cuando mi hija est√° m√°s interesada en conversar con sus amigos que su querida madre en el tiempo libre limitado que tiene. A menudo me quedo con un bocado de palabras y sentimientos sinceros mientras ella salta por la puerta o entra al santuario de su habitaci√≥n.

Este es un cambio inquietante de la relaci√≥n en la que he llegado a confiar. Mi hija y yo tenemos muchas dudas, pero en su mayor parte, siempre hemos tenido una conexi√≥n de confianza y amor. Probablemente ayude que los dos hablemos. Estoy constantemente revisando, preguntando por sus amigos, y la estoy haciendo re√≠r por ser una boba boba totalmente vergonzosa. Hasta ahora, ella ha sido la chica que explica los detalles del baile de la escuela y habla sobre una carrera en astrof√≠sica porque ¬Ņqui√©n no querr√≠a explorar universos infinitos?

Ahora, sin embargo, mis registros se encuentran con respuestas de una o dos palabras, o si tengo suerte, una frase b√°sica. S√© que es t√≠pico que los adolescentes rechacen a sus padres mientras forjan sus propias identidades, pero eso no hace que sea m√°s f√°cil vivir con ellos. Intento no presionarlo, pero ¬Ņtienes idea de lo dif√≠cil que es no decir nada? Callar no es mi fuerte, y sin embargo, si quiero estar conectado con mi chica, podr√≠a ser el momento de enfriarlo en la conversaci√≥n, cultivar ramas y desplegar mis hojas.

Damour se√Īala que “los estudios sobre la presencia de los padres indican que la proximidad pura confiere un beneficio m√°s all√° de los sentimientos de cercan√≠a o conexi√≥n entre padres e hijos”. As√≠ que esas pocas horas en la tarde cuando estoy firmemente plantado en la cocina lidiando con la cena o poni√©ndome al d√≠a con el correo electr√≥nico y mi hija est√° haciendo ping entre su habitaci√≥n y la nevera, en realidad son m√°s valiosas de lo que pensaba. ¬ŅQui√©n sabe qu√© tipo de interacci√≥n significativa podr√≠a ocurrir mientras mi hija se demora con su bagel y queso crema? Cuando se trata de criar adolescentes, simplemente estar cerca es una cosa.

Resulta que soy un SAHM, por lo que puedo estar m√°s f√≠sicamente presente que un padre que trabaja a tiempo completo, pero la investigaci√≥n muestra que estar presente virtualmente tambi√©n es impactante. Las redes sociales, los mensajes de texto y FaceTime son buenas formas de hacer contacto. Se me conoce por enviar mensajes de texto a mi hija desde una habitaci√≥n de distancia porque, sinceramente, s√© que es m√°s probable que responda. Ya sea una hora o cinco, virtualmente o IRL, cualquier tiempo que pasemos cerca de nuestros adolescentes crea la oportunidad de conectarnos. Ahora, por favor disc√ļlpeme mientras me planto tranquilamente en la esquina y espero que alguien recuerde regarme.