Lo que quiero decir a mi estudiante de secundaria

Lo que quiero decir a mi estudiante de secundaria

El √ļltimo a√Īo ya casi termina para mi “ni√Īo de pr√°ctica”. Mi primog√©nito El que me ayud√≥ a descubrir c√≥mo ser madre. Mientras analizo la log√≠stica de trasladarlo a la universidad en todo el pa√≠s, hay tantas cosas que quiero hacer. Tantas cosas que quiero decir. Tantas cosas que quiero compartir. Y se me acaba el tiempo.

Lo m√°s importante, quiero compartir lo incre√≠blemente orgulloso que estoy. Hemos trabajado juntos a trav√©s de los desaf√≠os de la escuela secundaria, las cartas de aceptaci√≥n de la universidad, las cartas de rechazo de la universidad y encontramos el siguiente paso perfecto. Es un momento tan emocionante estar en la cima de la “cadena alimentaria de la escuela secundaria”. Sin embargo, mientras lucho contra la nostalgia, me siento agridulce pregunt√°ndome qu√© diablos pas√≥ en los √ļltimos a√Īos.

En octavo grado, pasaste unos meses disfrutando del orgullo de ser aceptado en Loyola High School. Una de esas escuelas de “√©lite de Los √Āngeles” que ahora est√° en las noticias. No eras un legado. No hicimos una gran donaci√≥n. Sentiste que era la escuela perfecta para ti y te esforzaste por llegar all√≠. Preparaci√≥n para el examen HSPT, ex√°menes de pr√°ctica, cartas de recomendaci√≥n, lo hizo todo. Y nunca olvidar√© tu rostro cuando descubras que fuiste aceptado.

Tu arduo trabajo ha sido recompensado.

Poco despu√©s, toda mi familia fue sacudida hasta la m√©dula con mi diagn√≥stico de c√°ncer. Lo siento mucho. Desear√≠a haber cambiado las cosas. Desear√≠a haber estado all√≠ contigo en la orientaci√≥n de primer a√Īo. Desear√≠a haberte llevado a tomar un helado despu√©s de tu primer d√≠a de secundaria. La angustia de verte asustada, preocupada, fr√°gil … pero pretender ser fuerte a mi alrededor, era casi m√°s de lo que pod√≠a soportar. Y s√© que fue casi m√°s de lo que podr√≠as soportar. Entrar a la escuela secundaria en tu etapa m√°s fr√°gil y vulnerable debe haberte apenado. Sin embargo, seguiste adelante. Eso es lo que m√°s admiro de ti. Tu resistencia frente a la adversidad. Nunca te rindes, solo te esfuerzas m√°s.

Luego, el temido √©xito del “a√Īo junior”. Fue interminable. ¬ŅDeber√≠as tomar el ACT o SAT? Preparaci√≥n para ex√°menes, ex√°menes de pr√°ctica, citas con el consejero, deportes, proyectos, ensayos, visitas a la universidad, tratando de “mostrar rigor” para sus solicitudes universitarias. Todo mientras trata de obtener su promedio de calificaciones lo suficientemente alto como para tener la oportunidad de ingresar a las universidades a las que estaba postulando. Sin mencionar que es un conductor nuevo, que conduce 40 millas de ida y vuelta cada d√≠a en el tr√°fico de Los √Āngeles. Trat√© de ser de apoyo (prometo que realmente lo intent√© … incluso despu√©s del tercer doblador de defensa) mientras luchaba con su nueva carga de trabajo y expectativas. Sin embargo, lo logramos (¬°apenas!).

Aqui estamos. En los √ļltimos cuatro a√Īos, te he visto crecer lentamente de tu incomodidad adolescente y convertirte en un hombre seguro, divertido, fuerte y amable. Estamos corriendo hasta el √ļltimo a√Īo. El baile de graduaci√≥n est√° en la distancia (por cierto, te ve√≠as s√ļper guapo). La graduaci√≥n se acerca. Y la senioritis est√° en pleno efecto.

El amor de una madre no es f√°cil de expresar con palabras. En el momento en que te conoc√≠, mi coraz√≥n se llen√≥ de tanta felicidad que fue casi doloroso. Ahora, cuando veo tu cara peluda y tus anchos hombros, aprecio lo mucho que has crecido y lo incre√≠ble que he criado. Excepto que me criaste tanto como yo te cri√© a ti. Me ense√Īaste amor incondicional, paciencia (bueno, todav√≠a estoy trabajando en eso) y sacrificio. El √ļltimo a√Īo es el momento de celebrar, sonre√≠r y estar orgulloso. Disfrutemos cada segundo que nos queda juntos, y no nos preocupemos por las cosas peque√Īas. Ahora es el momento de descubrir el mundo por tu cuenta. Viaja cuando y donde puedas.

Nunca habrá otro momento en tu vida en el que estés tan libre de responsabilidades. Abre tus alas. Probar cosas nuevas. Diviértete y disfruta de tu vuelta de la victoria, amigo. Te lo has ganado.

¬ŅTe voy a extra√Īar mucho cuando te vayas a la universidad? Claro que soy yo. Eres el hijo con el que sue√Īa toda madre. Te garantizo que har√© el grito feo en m√°s de una ocasi√≥n en los pr√≥ximos meses, caus√°ndote una gran verg√ľenza. Pero sepa que mis l√°grimas est√°n llenas de orgullo, recuerdos, nostalgia y emoci√≥n por lo que le depara el futuro.

No estoy triste. Es el c√≠rculo de la vida … se supone que esto suceder√°. Estoy orgulloso de ti. Me siento honrado por tu resistencia. Espero tu futuro. Y s√© en el fondo que tienes esto. Los 18 a√Īos que pens√© que tendr√≠a que criarte, como una nueva madre ingenua, es solo un mito. La crianza de los hijos es un hermoso viaje de toda la vida. Nunca termina Simplemente se ver√° diferente. Siempre ser√© tu mam√°, mi coraz√≥n colgando fuera de mi cuerpo con tu nombre.

te quiero. Lo mejor est√° por venir.

Tu fan√°tico m√°s grande,

Mam√° XXX