Mi infancia excesivamente permisiva impactó mi propio estilo de crianza

Mi infancia excesivamente permisiva impactó mi propio estilo de crianza

Mi hijo de 12 a√Īos fue invitado a hacer rafting con nuestro grupo de j√≥venes de la iglesia el fin de semana pasado y casi tuve un ataque de p√°nico. Naturalmente, √©l quer√≠a ir. Todos sus amigos se iban, y √©l parec√≠a ser muy, muy, emocionado por toda la idea. Bueno, tan emocionado como un preadolescente puede sentir cualquier cosa. √Čl sonri√≥ en lugar de poner los ojos en blanco, lo cual es enorme.

Naturalmente, hice un mill√≥n de preguntas: ¬Ņd√≥nde est√°s haciendo rafting? ¬ŅHabr√° r√°pidos? ¬ŅCu√°ntos? ¬ŅHay un gu√≠a experimentado? ¬ŅCu√°ntas personas habr√° en cada barco y cu√°ntas personas pueden estar en cada barco? ¬ŅSe le proporcionar√° un chaleco salvavidas?

Podría seguir, pero entiendes la idea. Básicamente, interrogué al pobre líder juvenil, e incluso después de que respondió todas mis preguntas satisfactoriamente, todavía me despertaba a las 4 a.m., temiendo por la seguridad de mi hijo.

Ahora aqu√≠ est√° la patada, cuando ten√≠a su edad, no ten√≠a exactamente reglas. Si me invitaran a hacer rafting, simplemente habr√≠a ido y no se lo habr√≠a dicho a nadie, y nadie habr√≠a hecho ninguna pregunta. Cuando ten√≠a 12 a√Īos, mi padre se hab√≠a ido por cuatro a√Īos. Mi madre trabajaba dos trabajos, uno para cobrarle a la compa√Ī√≠a el√©ctrica durante el d√≠a y otro para limpiar casas por las noches. Durante la √©poca de Navidad, trabajaba los fines de semana en una tienda de m√ļsica. Realmente solo ten√≠a una regla y era estar en casa antes de que mi madre terminara de limpiar casas, generalmente alrededor de las 10 p.m.

Erik Dungan / Unsplash

Naturalmente, esta era una situaci√≥n triste que yo, como preadolescente, aprovech√© al m√°ximo, y durante el verano, b√°sicamente viv√≠ en el r√≠o Provo, que estaba justo bajando la calle desde mi casa. Hab√≠a un columpio de cuerda aislado enganchado a un √°rbol medio muerto que se arqueaba sobre una curva profunda en el r√≠o. Ten√≠a unos 35 pies de altura y estaba medio rayado de la corteza de los ni√Īos locales que lo escalaban. No recuerdo haber visto nunca a un adulto all√≠, y para ser sincero, hab√≠a una marca particular de ni√Īos que colgaban en el columpio de la cuerda, y no eran los ni√Īos con padres sobreprotectores. Adem√°s, eran los a√Īos 90, y este tipo de cosas era socialmente permisible.

Me acuerdo personalmente de tirar de ni√Īos que luchaban por nadar fuera del r√≠o. Recuerdo casi ahogarme. Recuerdo haber trepado tan alto en ese √°rbol que las ramas se rompieron y luego saltaron al agua que no podr√≠a haber estado sobre mi cabeza. Recuerdo haber participado en varias peleas a pu√Īetazos y romper algunas tambi√©n. Recuerdo las drogas, la bebida y las conexiones casuales. Ni√Īos mayores y ni√Īos m√°s peque√Īos, todos nosotros haciendo lo que quisi√©ramos, todos nosotros de hogares rotos.

Aprendí mucho pasando el rato en el río. Aprendí cómo entrar en una mala situación y cómo salir. Aprendí a ayudar a alguien si se ahogaba, y aprendí a recibir un golpe.

Pero sobre todo, aprend√≠ exactamente lo peligroso que podr√≠a ser cuando los preadolescentes salvajes se quedan sin supervisi√≥n de los padres. Aprend√≠ lo f√°cil que es caer con el canto equivocado. Aprend√≠ con qu√© facilidad algo podr√≠a salir mal y un ni√Īo podr√≠a irse con un brazo roto o una necesidad de puntos de sutura o una conmoci√≥n cerebral.

Es lo m√°s salvaje … Supuse que mi infancia excesivamente permisiva me har√≠a ser un poco m√°s relajado con mis propios hijos, pero en contraste, me hizo incre√≠blemente paranoico con mis propios hijos porque he visto que algunas cosas van mal . Tambi√©n he vivido lo suficiente como para ver a muchos de esos ni√Īos con los que sal√≠a en el r√≠o dar un mal giro, o dos, o tres, o una docena, y darme cuenta de que los vi dar esos primeros pasos en el camino equivocado al lado del r√≠o Provo. Tengo 36 a√Īos, y un pu√Īado de esos ni√Īos est√°n muertos por consumo de drogas o suicidio. Otro pu√Īado pas√≥ tiempo dentro y fuera de la c√°rcel. Muchos de ellos se convirtieron en padres en su adolescencia. La mayor√≠a abandon√≥ la escuela a los 16 a√Īos.

Ahora sé que algunos de ustedes están leyendo esto y tratando de entender cómo mi hijo ir en balsa con nuestro grupo de la iglesia lo hará caer con la multitud equivocada, y saben qué, probablemente no lo hará. Pero no puedo evitar pensar en todas las llamadas cercanas de mi infancia de espíritu libre. No puedo evitar pensar en algunos de los accidentes y luego preguntarme si mi hijo podría encontrarse en la misma situación.

Es casi como si hubiera visto que algunas cosas iban mal, y aunque lo logr√©, me temo que mis hijos podr√≠an no hacerlo. As√≠ que escudri√Īo lo que hacen. Miro bien a sus amigos y trato de llevarlos a pasar tiempo con buenas personas. Quiero saber d√≥nde est√°n, cu√°ndo volver√°n, y quiero que conf√≠en en m√≠ lo suficiente como para decirme la verdad sobre sus actividades.

Y escucha, nunca les dir√≠a a mis hijos que no sean amigos de alguien. Pero supongo que lo que me ha ense√Īado la falta de orientaci√≥n disponible en mi infancia es el valor de los consejos y la orientaci√≥n de un padre amoroso. Me hizo preocuparme m√°s de lo que nunca pens√© que har√≠a, y me hizo darles a mis hijos m√°s consejos de los que probablemente necesiten.

Así que una vez que terminé de obtener todas las respuestas sobre el viaje en balsa de Tristán, salí y le compré un chaleco salvavidas solo para asegurarme de que estaría a salvo. Lo llevé a la sala de estar y hablé con él sobre la seguridad del agua y qué hacer si te caes de un bote en aguas blancas. Incluso me subí al piso y le mostré cómo mantener la cabeza fuera del agua con las piernas extendidas para protegerlo de golpear una roca y ser noqueado. Le di todos los consejos que tuve, y todo el tiempo me miró como si fuera un padre demasiado ansioso, lo que era, pero una vez que todo estuvo dicho y hecho, me sentí mucho mejor acerca de él haciendo rafting. Y creo que se dio cuenta desafortunadamente de que toda su infancia probablemente se vería de esta manera.