No dejes que tus hijos prueben el DesafĂ­o de pimiento picante Carolina Reaper. Seriamente.

No dejes que tus hijos prueben el DesafĂ­o de pimiento picante Carolina Reaper. Seriamente.

Justo cuando pensabas que el mundo no podrĂ­a volverse loco, entra en la Ășltima moda de YouTube: el Carolina Reaper Challenge.

El Libro Guinness de los RĂ©cords Mundiales considerĂł a Carolina Reapers como los pimientos mĂĄs picantes del mundo en 2013, con una tasa promedio de 1.569.300 unidades de calor Scoville (SHU), la unidad utilizada para medir la picante de los pimientos. Y aunque la pimienta reciĂ©n descubierta “Dragon’s Breath” podrĂ­a haber reemplazado ese rĂ©cord con una lectura de 2,48 millones en la escala SHU, Carolina Reapers todavĂ­a tiene AF caliente. (A modo de comparaciĂłn, el chile habañero mĂĄs comĂșn es de aproximadamente 350,000 en el SHU, y el jalapeño que todos conocemos y amamos mide solo 8,000 SHU).

Entonces, sĂ­, por quĂ© demonios alguien querrĂ­a acercarse a estos mofos picantes hella es absolutamente desconcertante. Pero sabemos que YouTube estĂĄ lleno de tontos que buscan ganar un millĂłn de dĂłlares haciendo cosas totalmente estĂșpidas, asĂ­ que aquĂ­ estamos. Durante el año pasado, YouTube explotĂł con videos de personas comiendo estos pimientos, y luego saltando como idiotas, gritando y llorando porque se comieron los pimientos mĂĄs picantes del mundo. Poco despuĂ©s, puedes verlos tomar galones de leche para aliviar el dolor; otros simplemente continĂșan y vomitan los pimientos (sĂ­, en pantalla, para todo nuestro placer visual).

Luego, por supuesto, estos adorables YouTubers no solo te piden que te suscribas a su canal, sino que también te retan a que pruebes el Carolina Reaper Challenge: filmarte mientras lo haces para que todo el mundo pueda participar en tu boca y estómago -la miseria al fuego.

DifĂ­cil pasar eso.

Pero si crees que nadie en su sano juicio jugaría con esta basura, ahí es donde estås completamente equivocado. No solo estos videos tienen literalmente millones de visitas, sino que los niños de todo el mundo parecen estar dispuestos a aceptar estos YouTubers en su desafío. Después de todo, los YouTubers son båsicamente celebridades de la cohorte de adolescentes / adolescentes.

El año pasado, en una escuela secundaria cercana, un grupo de niños aparentemente tomĂł el desafĂ­o. Alguien habĂ­a traĂ­do los pimientos a la escuela, y durante el recreo, los niños, aparentemente sin saber quĂ© demonios eran exactamente, los devoraron felizmente. Muchos de ellos. Minutos despuĂ©s, los niños vomitaban sangre y, segĂșn los informes de los padres de la escuela intermedia, llamaron a las ambulancias al lugar porque algunos niños estaban en tan mal estado que necesitaban atenciĂłn mĂ©dica.

No es genial Miedo AF.

En ese momento, pensĂ© que era un incidente aislado, pero resulta que la escuela secundaria de mi ciudad no fue la Ășnica afectada por esta nueva tendencia ridĂ­cula (y francamente peligrosa).

Tonya Fox, un Mamå aterradora comentarista, recientemente compartió la historia de la experiencia de su hija de 12 años con los segadores. Fox compartió que la enfermera la llamó a la escuela de su hijo y que varios estudiantes se apiñaron en la oficina de la enfermera con síntomas horribles, incluidos vómitos y erupciones dolorosas y ardientes causadas por los pimientos.

“Él [
] parecĂ­a que su perro habĂ­a muerto “, escribiĂł Fox, describiendo a su hijo. “Sus ojos estaban rojos e hinchados. Se habĂ­a salpicado la camisa y parecĂ­a estar babeando de todos los orificios posibles desde el cuello hacia arriba. SegĂșn Fox, el director explicĂł a los padres que todo esto era parte del DesafĂ­o Carolina Reaper que se estaba dando y que un estudiante habĂ­a traĂ­do una bolsa grande y vieja a la escuela.

Al principio, Fox se echĂł a reĂ­r por todo el asunto, hasta que se dio cuenta de que algunos de los aceites de los pimientos se le habĂ­an pegado, dejĂĄndola con una piel ardiente e inflamada que la hacĂ­a parecer bastante golpeada.

“Varias horas despuĂ©s, mis ojos comenzaron a arder”, dice Fox, quien explica que incluso el mĂĄs mĂ­nimo contacto con estos pimientos puede “encender su piel en llamas”. Sus sĂ­ntomas persistieron durante unos dĂ­as despuĂ©s del hecho. “TenĂ­a los ojos negros y lo que parecĂ­an ampollas debajo”, dice ella.

JesĂșs, maldita sea Cristo, si esta historia no solo hace que quieras prohibir YouTube en tu casa para siempre, no sĂ© quĂ© lo harĂĄ. Pero incluso si nuestros hijos nunca volvieron a ver otro video de “desafĂ­o” en sus vidas, el rumor estĂĄ ahĂ­ afuera, por lo que parece bastante importante que nos sentemos a nuestros hijos y les digamos que consumir un poco de pimienta extraña como parte de un desafĂ­o, un atreverse, o cualquier otra cosa no es una buena idea.

Cuando tuve la “Charla de desafĂ­o de Carolina Reaper” con mi hijo, agreguĂ© los detalles sobre el vĂłmito de sangre, que estoy bastante seguro de que cerrĂł el trato para Ă©l.

Tenga en cuenta también que parece estar surgiendo otro desafío idiota en torno a estos pimientos: el #onechipchallenge. Aparentemente, una compañía de chips llamada Paqui Chips ha infundido Carolina Reapers en su producto, haciendo que sea mucho mås fåcil consumir esos pequeños bastardos. Y la compañía parece estar logrando atraer a las personas para que prueben el desafío.

Los presentadores de noticias de KWGN Denver recientemente tomaron el #onechipchallenge, y fue tan brillante como te puedas imaginar, con una presentadora llamada Natalie que tiene el placer de vomitar en la televisiĂłn en vivo.

Y justo la semana pasada, Shaquille O’Neal aceptĂł el desafĂ­o en una sesiĂłn de Facebook Live de “Inside the NBA”, garantizando a todos los presentes que era tan duro que ni siquiera “harĂ­a una mueca” mientras consumĂ­a un Carolina Reaper. Si bien Shaq parecĂ­a haber ido mejor que la mayorĂ­a, definitivamente hizo hizo una mueca.

Dejando de lado todas las bromas, la conclusiĂłn es esta: dĂ­gales a sus hijos que se mantengan alejados de estos malditos pimientos.