¬ŅQu√© pueden hacer las mam√°s negras para cuidar su salud mental?

¬ŅQu√© pueden hacer las mam√°s negras para cuidar su salud mental?

En m√°s de 20 a√Īos como investigador en el campo de las disparidades de salud mental (el estudio de c√≥mo y por qu√© las personas experimentan resultados dispares en la salud y la atenci√≥n m√©dica), he aprendido mucho sobre por qu√© la salud mental es tan importante para las mujeres negras, las mujeres de color y especialmente las mam√°s negras.

Yo misma he sido bendecida por ser madre de m√ļltiples hijos biol√≥gicos, y reconozco esto como un regalo, dados los muchos desaf√≠os que enfrentan las madres negras en muertes relacionadas con el embarazo y las disparidades sist√©micas de salud. Al igual que muchas mujeres, tambi√©n soy una figura materna para una serie de ni√Īos no biol√≥gicos, incluidos los adolescentes y los adultos j√≥venes que he encontrado a trav√©s de mi investigaci√≥n de salud mental y la divulgaci√≥n sin fines de lucro del Proyecto AAKOMA.

En este momento (y siempre), es importante decir que la salud mental de las madres negras es importante, porque como les digo a mis pacientes, “como mam√° va, as√≠ va la familia”.


Esta frase simplemente significa que nuestros hijos siempre nos están mirando (un hecho que ya conoce bastante bien) y que preparamos el escenario para el desarrollo y la madurez de nuestros hijos. Para mí, esto significa que a medida que nuestros hijos observan, ven cómo priorizamos, o no priorizamos, el autocuidado y replican nuestro comportamiento en consecuencia.

Entonces, madres, si no nos ponemos a nosotros mismos ni a nuestra salud mental primero, corremos el riesgo de ense√Īarles a nuestros hijos que el sacrificio personal viene antes que el cuidado personal, que no es el mensaje que queremos enviar.

En cambio, espero que aproveche este momento para aprender y practicar nuevas formas de cuidarse. Aquí hay algunos pasos para comenzar:

1. Prioriza tu salud mental.

Nombra tus emociones y sentimientos como v√°lidos, y centra tu salud mental en tus actividades diarias.

2. Centrarse en hacer frente activo.

Tómese el tiempo para hacer cosas que disfrute y que lo eleven.

3. Recuerda que eres amado y necesitado.

Para las futuras mam√°s y madres con ni√Īos peque√Īos, recuerden que su salud est√° directamente relacionada con esas preciosas peque√Īas vidas que crecen dentro de ustedes o que est√°n unidas a ustedes, y obtengan fuerza de ese conocimiento.

4. Usa tus palabras.

Di lo que quieres decir y significa lo que dices.

5. Eliminar y descartar las influencias negativas.

¬ŅConoces el t√©rmino ‘gaslighting’? ¬ŅD√≥nde la gente trata de invalidar tus sentimientos? Quiero que te resistas a eso (ver los pasos 1-4 anteriores).

6. Experimenta y abraza tu Rango completo de emociones

No permita que las personas limiten su expresi√≥n emocional invocando el estereotipo “Angry Black Woman” contra usted. Las mujeres tienen derecho a nuestra gama completa de emociones. Y si no puedes enojarte por el racismo, los ataques injustos, la discriminaci√≥n y los asesinatos y ataques contra personas inocentes como Breonna Taylor, Sandra Bland y la hermana trans Iyonna Dior, ¬Ņcu√°ndo puedes enojarte en el mundo? Recuerde tambi√©n que el enojo reprimido literalmente nos marchita desde adentro, como lo describen los t√©rminos carga alost√°tica y meteorizaci√≥n.

Aunque no podemos evitar que las personas alberguen actitudes racistas, podemos ense√Īar absolutamente a nuestros hijos, y en el proceso a nosotros mismos, c√≥mo proteger nuestro esp√≠ritu y nuestra psique contra los ataques racistas.

Como padres, tenemos una responsabilidad amorosa con nuestros hijos, y como madres negras, un deber adicional de preparar a nuestros hijos para vivir en un mundo que no siempre valora su humanidad. Mis colegas cient√≠ficos sugieren que esto requiere herramientas apropiadas para el desarrollo, como libros, medios y actividades dise√Īadas expresamente para este prop√≥sito.

Tambi√©n debemos hacer esto teniendo conversaciones honestas y apropiadas para la edad sobre raza y racismo con nuestros beb√©s y adolescentes y nuestros hijos adultos j√≥venes. Queremos ayudarlos a comprender nuestra historia y las realidades actuales vividas (por ejemplo, la “conversaci√≥n” que las madres negras deben tener con nuestros hijos para protegerlos antes de que experimenten peligro en los encuentros policiales).

Podemos adaptar esta conversaci√≥n con nuestros hijos en formas apropiadas para el desarrollo. Por ejemplo, los peque√Īos pueden ser demasiado j√≥venes para comprender completamente nuestro enojo justificado o nuestra profunda tristeza por la injusticia mundial, por lo que debemos hacer un tiempo para sentarnos y hablarles suavemente sobre ellos. por qu√© sentimos lo que sentimos, asegur√°ndoles que los sentimientos est√°n bien y deben expresarse.

Esto le ense√Īa a nuestros beb√©s sobre la gama completa de emociones y que no tiene que estar f√≠sicamente presente para un evento para sentir las emociones asociadas. Para nuestros hijos adolescentes y adultos j√≥venes, siempre queremos tener l√≠neas de comunicaci√≥n abiertas para que nuestros hijos conozcan la seguridad que descansa en el o√≠do y el coraz√≥n abiertos de mam√°.

Podemos y debemos alzar nuestras voces con respecto a nuestra propia salud mental.

¬ŅTe apetece salir a protestar contra la injusticia? Perm√≠teme compartir algo de comida para pensar. Como madres, es posible que tengamos que negociar para permitir que nuestros hijos mayores salgan y protesten, o asistir (u organizar) una protesta con nuestras familias. Recuerde que sabe intuitivamente lo que sus hijos pueden manejar y lo que los estresa, y le animo a que use esta intuici√≥n como gu√≠a.

Considere las necesidades de su hijo: ¬ŅEs audaz y asertivo, es t√≠mido y ansioso, o son una combinaci√≥n de ambos? Permita que este conocimiento de su hijo sea su gu√≠a para el peso emocional de unirse a grandes protestas p√ļblicas. Ser√≠a negligente no afirmar que existen riesgos obvios para la salud f√≠sica por participar en protestas p√ļblicas, por lo que definitivamente tambi√©n debemos sopesar esos riesgos.

Finalmente, mi deseo para ti es que siempre recuerdes ponerte en primer lugar. Esto significa crear, encontrar y mantener las herramientas y el apoyo que necesita para mantenerse física y emocionalmente saludable. Siempre recuerde que cuando vuela, se le pide que asegure su máscara antes de ayudar a cualquier persona que necesite asistencia. Espero que traten su vida con el mismo nivel de atención durante este tiempo de COVID-19 y las protestas por la justicia racial.

Cuídate, mamá negra. Te amamos y tu salud mental es importante.