¿Qué tipos de pescado son seguros para comer durante el embarazo?

¿Qué tipos de pescado son seguros para comer durante el embarazo?

Las nuevas pautas de EE. UU. Alientan a las mujeres a comer aĂșn mĂĄs pescado durante el embarazo que antes. Pero a muchas mujeres les preocupa consumir demasiado mercurio que pueda afectar a su bebĂ©. Esto es lo que necesitas saber.

Cuando Jennifer Power estaba embarazada de su primer hijo, se obligĂł a comer pescado. Realmente no le gusta la comida, pero pensĂł que serĂ­a buena para su bebĂ©. “Mi obstetra / ginecĂłlogo me animĂł a comer pescado para grasas omega-3,” ella dice. Pero Power tambiĂ©n se preocupĂł por el riesgo de mercurio y se preguntĂł cĂłmo equilibrar los beneficios para la salud con el riesgo real de consumo de mercurio.

Resulta que Power tenĂ­a razĂłn al enfocarse en los peces. En julio de 2019, la AdministraciĂłn de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. PublicĂł nuevas pautas que recomiendan que las mujeres embarazadas consuman de ocho a 12 onzas de pescado bajo en mercurio por semana para obtener nutrientes esenciales para el embarazo, particularmente la grasa omega-3 llamada ĂĄcido docosahexaenoico (DHA). Esto es mĂĄs de lo que se recomienda en las pautas de 2007 de Health Canada, que recomiendan cinco onzas de pescado bajo en mercurio cada semana.

Beneficios del pescado durante el embarazo.

Una mujer embarazada sentada en la cama comiendo un tazĂłn de frambuesas
Qué comer durante el embarazo: guía de alimentos y hoja de trucos
Bruce Holub, profesor emĂ©rito del departamento de Salud Humana y Ciencias Nutricionales de la Universidad de Guelph, dice que estudios recientes indican que las mujeres embarazadas pueden beneficiarse de mĂĄs DHA de lo que se pensaba anteriormente, por lo que las pautas de Health Canada pueden estar desactualizadas. “Dos importantes ensayos clĂ­nicos internacionales encontraron que la suplementaciĂłn con 500 u 800 mg de DHA por dĂ­a durante el embarazo redujo los nacimientos prematuros en al menos un 50 por ciento junto con una reducciĂłn dramĂĄtica en la necesidad de ingreso en unidades de cuidados intensivos”, dice Holub.

Holub agrega que obtener suficiente DHA tambiĂ©n reduce el riesgo de bebĂ©s con bajo peso al nacer. AdemĂĄs, dado que el DHA atraviesa la placenta, tambiĂ©n produce beneficios neurolĂłgicos a largo plazo para el bebĂ©. “El DHA apoya el desarrollo cerebral y ocular del bebĂ© tanto durante el embarazo como despuĂ©s del parto”, dice.

Kristin Brown, una dietista registrada especializada en salud materna en Fredericton, Nuevo Brunswick, agrega que el pescado también es una gran fuente de vitamina D, selenio, yodo y zinc, que son nutrientes esenciales para un embarazo saludable. Una porción de cuatro onzas de pescado tiene aproximadamente 25 gramos de proteína, lo que contribuye a los 75 a 100 gramos de proteína que se requieren diariamente para apoyar el crecimiento fetal normal.

Pero Brown dice que algunas de sus clientes embarazadas evitan el pescado por completo porque les preocupa el mercurio, un metal peligroso eso puede dañar el cerebro, el sistema nervioso, la visión y las habilidades motoras del bebé.

Los peces acumulan mercurio de las vĂ­as fluviales contaminadas, y los niveles de mercurio generalmente aumentan con el tamaño, la edad y la dieta de los peces. Entonces, un pez grande que se alimenta de peces mĂĄs pequeños y tiene una vida Ăștil larga acumularĂĄ la mayor cantidad de mercurio. El mercurio en las vĂ­as fluviales se convierte en metilmercurio altamente tĂłxico, que se absorbe en el cuerpo con mayor facilidad que el mercurio inorgĂĄnico y atraviesa las barreras hematoencefĂĄlicas y placentarias. Eso significa que puede afectar el desarrollo cerebral temprano de un bebĂ© si su consumo de mercurio estĂĄ en niveles muy altos (es decir, a menudo come el pescado que se enumera a continuaciĂłn).

Pescado a evitar durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben evitar los peces grandes, depredadores y ricos en mercurio como el marlin, el reloj anaranjado, el tiburĂłn, la caballa real, el pez espada, el pez azulejo y algunos tipos de atĂșn. TambiĂ©n debe verificar los avisos de pescado para conocer los niveles de mercurio antes de consumir cualquier cosa que haya capturado en los lagos locales.

Sin embargo, debe comer mucho pescado con bajo contenido de mercurio y alto contenido de grasas omega-3, como salmĂłn, trucha, arenque, caballa, sardinas y carbĂłn. Otras opciones bajas en metilmercurio incluyen bacalao, eglefino, pickerel, tilapia, camarones, langosta y vieiras, pero estas no son tan altas en grasas omega-3. Si compra pescado silvestre o de piscifactorĂ­a es una elecciĂłn personal basada en el costo, la disponibilidad y sostenibilidad del medio ambiente, ya que el mercurio se puede encontrar potencialmente en ambos.

Para Power, la recomendaciĂłn de su obstetra / ginecĂłlogo de comer pescado inspirĂł nuevos hĂĄbitos. “De hecho, lleguĂ© a amar la facilidad y conveniencia del salmĂłn enlatado, y era una comedora de pescado de pleno derecho cuando estaba embarazada de mi segundo hijo tres años despuĂ©s”, dice ella. “Y como como pescado, creo que tambiĂ©n ha inspirado a mis hijos a comer pescado”.

ÂżPueden las mujeres embarazadas comer atĂșn?

Las especies mĂĄs grandes de atĂșn, como el atĂșn blanco (“blanco”) y el patudo, acumulan mĂĄs metilmercurio que las especies mĂĄs pequeñas, como el barrilete, la lengua o el atĂșn aleta amarilla (“light”), que son mĂĄs bajas en mercurio y mĂĄs seguras para comer durante el embarazo.

Pero mientras que el atĂșn blanco importado es rico en metilmercurio, el atĂșn blanco del PacĂ­fico norte canadiense no lo es, segĂșn la Agencia Canadiense de InspecciĂłn de Alimentos.

“Busque el atĂșn blanco que estĂ© etiquetado como ‘Producto de CanadĂĄ'”, aconseja la dietista de Toronto Rosie Schwartz. “Son mĂĄs pequeños y tienen niveles mĂĄs bajos de mercurio, por lo que las mujeres embarazadas no necesitan limitar su consumo”. El atĂșn blanco de la tienda de comestibles no suele ser canadiense. Schwartz sugiere buscar enlatados o congelados AtĂșn blanco canadiense en tiendas naturistas, tiendas especializadas o comprĂĄndolo en lĂ­nea. Si pide un sĂĄndwich de atĂșn en un restaurante, suponga que es atĂșn blanco importado, a menos que se indique lo contrario.

Lee mas:
12 recetas de pescado no demasiado sospechosas

El embarazo vegano es seguro si lo haces bien