Tuve que dejar a mi hijo de su adicción a YouTube

Tuve que dejar a mi hijo de su adicción a YouTube

CookieSwirlC. Naranja molesta. Hobby Kids TV. Bebé malo.

Si tiene un hijo de entre 2 y 6 a√Īos, probablemente haya estado expuesto al mundo extra√Īo, terrible y digno de verg√ľenza de los videos de YouTube. B√°sicamente, estos videos parecen estar hechos por un grupo de aficionados que parece que est√°n filmando estas cosas desde sus s√≥tanos. Muchos de los videos involucran juguetes y dulces, abriendo ‚Äúhuevos sorpresa‚ÄĚ o ‚Äúbolsas de agarre‚ÄĚ, y luego tentando a los ni√Īos con las golosinas (baratas, de pl√°stico, caras) dentro.

No estoy seguro de si los fabricantes de estos videos son pagados por los fabricantes de juguetes o qu√© porque los videos se sienten como anuncios caseros para la mercanc√≠a que los anfitriones est√°n promocionando. Pero de cualquier manera, son muy populares, altamente adictivos (se me conoce por llamar a estos videos “crack de ni√Īos peque√Īos”) y astron√≥micamente molestos.

Ahora, generalmente soy bastante indulgente con el tiempo frente a la pantalla. Pasamos mucho tiempo leyendo y haciendo cosas educativas, por lo que la televisi√≥n y los videos se permiten con bastante frecuencia en mi casa. Mis hijos no pueden ver nada violento, pero el humor extra√Īo y los chistes desagradables est√°n bien para m√≠. Y a veces esta mam√° necesita una ducha ininterrumpida o pocos largo minutos en el inodoro, por lo que cosas como estos videos de YouTube, que mantienen a mis hijos total y completamente absortos, son necesidades absolutas, sin remordimientos y sin disculpas.

Al principio, mis mayores quejas con los videos fueron los sonidos irritantes que emanar√≠an del iPad. El amplificado “arruga, arruga” de los paquetes que se abren. La voz chillona, ‚Äč‚Äčaguda y chillona de algunos de los anfitriones (te estoy mirando, CookieSwirlC). Y todos los chistes de pedos y eructos, completos con efectos de sonido repugnantemente precisos.

Pero luego, hace unas semanas, comenc√© a notar que el comportamiento de mi hijo de 4 a√Īos se estaba viendo muy afectado por los videos. Exig√≠a dulces para el desayuno, el almuerzo y la cena. Todos los juguetes que hab√≠a visto en los videos tuvieron que agregarse a su lista de deseos AHORA, y lo encontr√© intentando buscar cosas en Amazon (mi configuraci√≥n de un clic se bloque√≥ r√°pidamente).

Luego vinieron algunas otras banderas rojas. Había visto un video en el que la gente cortaba juguetes con tijeras, y comenzó a probar esto en casa, y no solo con juguetes (adiós a mi chapstick, cargador de teléfono y la tarea de su hermano mayor).

Pero creo que fue cuando comenzó a imitar la voz de Annoying Orange las 24 horas del día, los 7 días de la semana, cuando tuve que poner el pie en el suelo y poner fin a todo el maldito circo. No podría soportarlo más.

Y no, no habr√≠a sido suficiente para m√≠ poner algunos controles parentales y bloquear ciertos programas de YouTube. Estos ni√Īos tienen formas de encontrarlos sin importar lo que hagas. Decid√≠ que necesitaba acelerar a fondo y simplemente detenerlo con la locura de YouTube por completo.

Sin embargo, me di cuenta de que, como con cualquier comodidad adictiva que intentes quitarle a tu hijo, no puedes simplemente desconectarlo. Tienes que destetarlos, y lentamente, ofreciendo toneladas de sustituciones satisfactorias junto con el camino. Entonces, de la misma manera en que destetar√≠as a un ni√Īo del seno, el biber√≥n o un chupete, comenc√© a destetar a mi hijo de 4 a√Īos de YouTube.

Como puedes imaginar, al principio no funcion√≥ bien. Despu√©s de dejar que mi hijo mirara YouTube mientras inhalaba mi desayuno, y luego nuevamente mientras me duchaba, le dije que no podr√≠a ver YouTube mientras cocinaba. Y a pesar de que le hab√≠a advertido, y lo dej√© mirar plaza S√©samo en cambio, se derrumb√≥ en una peque√Īa bola en el piso y llor√≥, pero eso fue solo despu√©s de que pate√≥ y grit√≥ durante 10 minutos antes de eso.

El d√≠a siguiente fue un poco mejor, y luego un poco mejor al d√≠a siguiente. Eventualmente, pude hacer que se saltara algunas sesiones de YouTube al d√≠a, mientras le dejaba obtener su soluci√≥n aqu√≠ y all√°. En el camino, se enamor√≥ perdidamente de El autob√ļs escolar m√°gico (Elogio a Netflix, que transmite toda la serie), y decidi√≥ que necesitaba ver cada episodio antes de que terminara la semana.

Antes de darme cuenta, su correcci√≥n diaria de YouTube se volvi√≥ inexistente y totalmente innecesaria. Continu√≥ paralizado por El autob√ļs escolar m√°gico, y encontramos esta incre√≠ble aplicaci√≥n llamada Epic que tiene un mill√≥n de libros. Incluso ha llegado a “leer” los libros √©l mismo, as√≠ como a escuchar la amplia selecci√≥n de audiolibros que hemos encontrado.

Todavía es tiempo de pantalla, y todavía les doy a mis hijos mucho más de lo que probablemente debería, pero al menos es educativo, saludable y, lo más importante, no molesto en lo más mínimo.

En cuanto a YouTube, hasta ahora parece haberlo olvidado. Ni siquiera ha preguntado en más de una semana. ¡Aleluya! No hay forma de que lo mencione, obviamente, incluso para elogiarlo por haberse extraído exitosamente de él. Si termina preguntando de nuevo, podría dejar que eche un vistazo rápido. Pero no hay forma de que vuelva a acercarse a CookieSwirlC o Annoying Orange sin antes regalarme un juego de tapones para los oídos y una caja de vino de 10 galones.