Un programa de 12 pasos para padres que ingresan a los a√Īos Tween

Un programa de 12 pasos para padres que ingresan a los a√Īos Tween

Antes de ser padres, se nos advierte sobre los beb√©s que no duermen toda la noche. A veces, incluso podr√≠amos escuchar una o dos historias sobre adolescentes y lo horribles que pueden ser. Pero de lo que nadie realmente nos advierte son los a√Īos intermedios de crianza.

Los a√Īos entre beb√©s y adolescentes son algunos de los m√°s brutales. Los a√Īos de interpolaci√≥n son lo que se llaman. Los cambios de humor son por lo que son conocidos.

Los preadolescentes van y vienen entre querer acurrucarse ocasionalmente y aprender el arte de golpear puertas en nuestras caras. Y, para los padres, experimentar esta etapa por primera vez, nos deja un poco … bien, at√≥nitos.

C√°lmate, mam√°s y pap√°s, porque te cubro con mi programa de 12 pasos para aquellos que necesitan aprender a sobrellevar esta inc√≥moda etapa de la crianza de los hijos. Y s√≠, es durante estos a√Īos cuando las cosas comienzan a ponerse realmente inc√≥modas, para nosotros y para ellos.

Paso 1: admite que ahora eres incapaz de controlar las emociones de tu hijo y sus estados de √°nimo ahora son inmanejables.

Durante este paso, solo repita tantas veces como sea necesario: “Mi bebé todavía está allí en alguna parte. Solo lo sé.

Paso 2: Cree que un poder mayor que t√ļ tiene que restaurar tu cordura.

Tu interpolaci√≥n a veces te har√° cuestionar todo. ¬ŅQu√© le pas√≥ a mi beb√©? Mi ni√Īa ahora es un monstruo malvado que probablemente est√° tramando mi muerte mientras duerme. ¬ŅPor qu√© siempre quise hijos? Ora a un poder superior a ti que descubras si quiere m√°s atenci√≥n o si te odia. Ella probablemente te odia. Su cordura ser√° restaurada eventualmente cuando ella se mude.

Paso 3: Decide cambiar tu vida por las emociones de tu hijo por un tiempo.

Tu interpolación no puede evitarlo. Ella trata de comunicarse, pero se frustra porque no puedes entenderlo, por lo que te grita en la cara. Ella lo sabe mejor, pero sus hormonas cerveceras siempre ganan. Cambia tu vida a estas emociones gritando en una almohada después de que ella esté en la cama.

Paso 4: Haz un inventario moral de ti mismo.

¬ŅQu√© puedes hacer mejor? La verdad es que nadie lo sabe. Solo tenemos que superarlo, y esta etapa es necesaria para prepararnos para la adolescencia cuando ya no quieren hablar con nosotros. Llora un poco y bebe si es necesario.

Paso 5: Pregunta qué hiciste mal.

No te digas nada. No hiciste nada mal. Tu dulce ni√Īa ahora cree que lo sabe todo y t√ļ no sabes nada. Comer chocolate.

Paso 6: solicite a su poder superior que elimine todos los defectos de carácter de su interpolación.

Hay muchos más que solo cambios de humor. Ore para que sus hormonas se nivelen pronto. Mientras tanto, trate de no hacerle demasiadas preguntas a su hijo, y simule que no le importa que su ropa ahora cubra todas las superficies de su hogar, y que ahora quiere pedir prestado su teléfono constantemente para enviar mensajes de texto a sus amigos.

Paso 7: pide ayuda humildemente.

Ruego a su hijo que se comunique con usted de una manera normal que no incluye ojos, l√°grimas y emojis de caca. Mu√©strele que est√° desesperado por entender cualquier monta√Īa rusa emocional que est√© sucediendo mientras navega entre la transici√≥n de ser un beb√© a un adolescente. Adem√°s, pida abrazos de vez en cuando; los preadolescentes generalmente todav√≠a los quieren a pesar de que te est√°n disparando dagas con los ojos.

Paso 8: Haga una lista de todas las personas que su hijo da√Īar√° durante esta transici√≥n.

Probablemente incluirá amigos, amigos, todos los miembros de su hogar, el gato, los marcos de las puertas y su factura de agua, mientras ella toma duchas ridículamente largas. Envíe regalos de disculpas a todos.

Paso 9: Haz las paces.

Tendr√° que hacer esto a menudo con su hijo. Si le preguntas c√≥mo estuvo su d√≠a, podr√≠as enojarla. Francamente, si le preguntas algo, podr√≠as molestarla. As√≠ que disc√ļlpate lo m√°s posible por tu propia existencia.

Paso 10: Admite cuando te equivocas.

Pista: tienes una interpolación. Siempre estas equivocado.

Paso 11: Medita para encontrar formas de hacer feliz a tu hijo.

Esto podr√≠a estar alimentando a tu hijo m√°s de lo que crees que es humanamente posible comer o dejar que toque m√ļsica muy alta en su habitaci√≥n. Tambi√©n medita para mantener tu propia cordura.

Paso 12: Ahora que sabe cómo manejar su interpolación, comparta esta información con otros.

Advierta a todos sus conocidos que no son solo los beb√©s, los a√Īos sin sue√Īo los que lo har√°n llorar hasta quedarse dormido. Los a√Īos entre adolescentes tambi√©n lo har√°n. H√°gales saber a sus amigos que la verdadera prueba de sus habilidades parentales se produce durante estos a√Īos cuando se ve obligado a pasar de estar involucrado en todos los aspectos de la vida de su hijo a esconderse en las esquinas tratando de averiguar si se le permite hablar con ellos hoy.

Afortunadamente, los a√Īos de la interpolaci√≥n son solo una fase de crianza como todo lo dem√°s. Sobrevivir√°s con acurrucamientos ocasionales, y el raro momento en que dicen gracias. Y chocolate. Mucho chocolate. Todav√≠a te necesitan de verdad. Simplemente no les hagas saber que lo sabes y estar√°s bien.