Una nota para mis futuros adolescentes: conseguir un trabajo

Una nota para mis futuros adolescentes: conseguir un trabajo

Recién embarazada por primera vez, le dije a mi esposo que tenía un requisito para nuestros hijos: deben conseguir trabajos de verano cuando son adolescentes.

Mis hijos tienen solo 7 y 4 a√Īos, as√≠ que por ahora sus veranos consistir√°n principalmente en dar vueltas en carro, nadar y tal vez instalar ese puesto de limonada con el que han estado so√Īando desde que nuestra ciudad fue enterrada bajo dos pies de nieve.

Cuando mis hijos cumplan 14 a√Īos, la edad a la que pueden obtener sus documentos de trabajo en el estado de Massachusetts, planeo hacer lo que mi propio padre hizo conmigo: sentarme a conversar sobre c√≥mo deber√≠an encontrar un trabajo de verano.

Crecí en la clase media alta y, afortunadamente y afortunadamente, la capacidad de mis padres para pagar la hipoteca no dependía de mi empleo de verano. Pero, mis dos padres vinieron de medios humildes y eran muy conscientes de que era su tenaz ética de trabajo lo que los ayudó a crear una vida mejor para mis hermanos y para mí. Querían inculcar esa ética de trabajo en sus hijos. Entra en el trabajo de verano.

Mi primer trabajo fue en nuestro local Ben & Jerry’s. El due√Īo me dijo que apestaba trapear pisos. Una excelente estudiante, nunca me dijeron que apestaba en nada. A los 14 a√Īos aprend√≠ una valiosa lecci√≥n: no era tan especial. Tambi√©n aprend√≠ a trapear mejor los pisos.

Antes de obtener mi primer trabajo como docente a los 22 a√Īos, era cajera de banco, camarera, maestra asistente de preescolar, empleada de una zapater√≠a, ni√Īera y cuidadora de una pareja que viv√≠a independientemente con esclerosis m√ļltiple. Aprend√≠ innumerables lecciones: c√≥mo lidiar con personas malhumoradas (muy pocas personas entran a un banco de buen humor), c√≥mo cambiar un pa√Īal, c√≥mo gritarme (la polic√≠a me mordi√≥ cuando accidentalmente activ√© el sistema de alarma en Bass Shoe Outlet), c√≥mo presentarse a tiempo (la pareja que vive con EM no podr√≠a levantarse de la cama si no apareciera en mi turno de la ma√Īana) y c√≥mo ganar dinero a menudo puede implicar muchas horas de trabajo tedioso y aburrido.

Quiero que mis hijos también aprendan esas lecciones.

El comediante Louis C.K., el santo patr√≥n involuntario de los trabajos malos, siente lo mismo. Una vez dijo en una entrevista sobre sus hijas: “Les hablo sobre el trabajo, y espero que ambas tengan trabajos de mierda con un salario m√≠nimo cuando sean lo suficientemente mayores”. √Čl se queja de la importancia de que los j√≥venes hagan bien su trabajo “sucio” en su parte de “Haz tu trabajo a los 20 a√Īos”. “Durante dos d√©cadas, has estado tomando y chupando: educaci√≥n, amor, comida y iPods; simplemente absorbi√©ndolo y juzg√°ndolo “, dice. “Nunca has hecho nada por nadie, nunca”. En mucho m√°s, digamos, de manera colorida, Louis C.K. poco comunica lo que dice el poema de Marge Piercy, “Para ser de utilidad”: “El lanzador llora por agua para llevar / y una persona por trabajo que es real”.

Quiero darles a mis hijos el regalo del trabajo real.

¬ŅQu√© pasa con el servicio comunitario?, tu dices, mi hija va a ayudar a construir una escuela en Per√ļ este verano. En mi √ļltimo trabajo antes de tener a mis hijos, sol√≠a ayudar a editar la secci√≥n de servicio comunitario de Tinta adolescente revista, donde publicar√≠amos ensayos en primera persona sobre las experiencias de servicio comunitario de los adolescentes. Le√≠ cientos de estas presentaciones, y nueve de cada diez veces los ensayos rebosaban de presunci√≥n y construcci√≥n de curr√≠culums universitarios. Mira, las piezas dir√≠an sin decir, Ayud√© a estas pobres personas En este pobre pa√≠s. Blech!

Muchas veces, el trabajo involucrado en estas experiencias de servicio comunitario es arbitrario. En lugar de volar a una playa de Florida para las vacaciones de primavera, yo (con aire de suficiencia) de 20 a√Īos fui a Almost Heaven, West Virginia, en un viaje de H√°bitat para la Humanidad organizado por mi universidad. Estaba en el equipo el√©ctrico, lo que significaba que un verdadero electricista pas√≥ una semana tratando de encontrar un trabajo significativo para que yo no tuviera ni idea. Lo √ļnico que hice esa semana fue engrapar algunos cables. Es por eso que cuando vi la parte de Louis CK mencionada anteriormente y dijo: “S√≠, fuiste a un viaje escolar a Guatemala y me dijeron que me ayudaste, pero que no me ayudaste en absoluto”. Sent√≠ el aguij√≥n del reconocimiento de uno mismo. . Deber√≠a haber trabajado en mi bronceado.

No digo que no haya j√≥venes que est√©n realmente orientados al servicio comunitario y que realicen un trabajo significativo. Hay, por supuesto. Los puestos de voluntariado, sin embargo, los colocan en el papel de “salvadores”. No es que los j√≥venes nunca deber√≠an estar en ese papel; Ellos deber√≠an. Todos deber√≠amos.

Solo estoy argumentando que los adultos j√≥venes tambi√©n deben ser colocados en el papel de “hombre bajo en el t√≥tem”. Necesitan hacer las copias y el caf√©, sacar las malas hierbas y trapear el piso. Necesitan entender lo que se necesita para ganar un d√≥lar y c√≥mo trabajar con y para personalidades dif√≠ciles. Necesitan saber que no importa la forma, trabajar duro y tener responsabilidades siempre son actos honestos y buenos.